jueves, 23 de enero de 2014

Cómo salirse del mundo

Hay muchas formas de escapar del mundo, pero tenga cuidado de no lastimar a nadie. La tira corresponde a Adão Iturrusgarai


Cómo salirse del mundo

Mucha gente quiere salirse del mundo, pero vayan donde vayan el mundo les persigue. Si encontraran una isla desierta allí irían, sin embargo, es probable que el mundo les alcanzara.

Queremos escapar del mundo. Me comprometo a escribir una guía, una fuga, dibujar un plano para preparar la huida del mundo. No, no voy a proponerles arrojarse por la ventana, el mundo en el que vivimos nos ha despojado de todo coraje, además, cuando alguien cae por la ventana solo puedo ver un enorme potencial a punto de desintegrarse, y yo, estoy en contra de la desintegración. Me gustan mucho los potenciales para que de repente, desaparezcan.  En mi opinión, creo que lo mejor que podemos hacer, es salirnos de este mundo sin dejarlo en paz.

En realidad se nos está invitando a que abandonemos el mundo. Si usted trabaja por nada, es decir, tratando siempre soslayar el estado de necesidad sin conseguirlo jamás, abandone el mundo antes de ser expulsado de él. Adopte la forma que deseé. Por ejemplo: 

Salga del piso y no vuelva. Cruce la avenida y arránquese la ropa, haga jirones con ella. Frente a su piso hay un pequeño pinar, súbase a un árbol y niéguese a bajar y a tocar de nuevo el suelo. Vaya de árbol en árbol saltando como una ardilla, fabrique lianas, construya un nido y un edredón de hojarasca. Es probable que rápidamente se convierta en una figura mediática, y otros, sigan su ejemplo. Algunos hombres y mujeres le acompañarán en su aventura. Folle con ellos en la copa de los árboles, conviértase en un espectáculo. Cuando lleguen autobuses de turistas al pinar, tire ramas y piñas contra sus cuerpos,  róbeles sus pertenencias o simplemente, deje que le lancen bocadillos, galletas y golosinas.


 
Free counter and web stats