jueves, 20 de junio de 2013

"¡No va a haber verano!" Una comedia inconclusa que transcurre durante una divertida conferencia que se celebrará 2018


¡No va a haber verano!
La conferencia de Mandril en 2018
Una obrita de teatro en permanente construcción

"Se abre el telón. Sobre el escenario encontramos una mesa desnuda. Poco después va llegando un nutrido grupo de expertos que toma asiento". Así se presentan las decisiones políticas actualmente, algo teatralmente, para informar sobre el desarrollo y las conclusiones de la Conferencia de Mandril de 2018, también conocida como "El fin del verano". El público asistirá a está obra de teatro atónito, al cual, le resultará imposible distinguir si se encuentra presenciando una obra de ficción, de ciencia ficción, una comedia, una inevitable tragedia o ante la realidad. Y ni siquiera sabrá que debe hacer al finalizar el espectáculo, si es que así puede denominarse; si aplaudir o salir corriendo.

Sobre los personajes que intervienen en esta comedia

He tratado de escribir una comedia sobre el fin del verano, y resulta que he escrito una tragedia. Lo peor de todo, sin duda, no serán tanto los efectos del cambio del clima, sino las propuestas de los expertos sobre el cuerpo humano. Los expertos no son un problema en tanto que son expertos, sino en tanto que son asalariados. Todo el mundo conoce expertos sensibles y sentimentales, pero que por otra parte, no reciben ningún sueldo. El problema estriba en cobrar un salario. En cuanto reciben un sueldo, ya no trabajan para sí mismos, sino para otro, ya sea una corporación o un estado, y esto incluye pensar como quién les paga. Su falta de imaginación es asombrosa. Utilizan un lenguaje hueco, a base de frases hechas y clichés. Les gusta revestirse de una autoridad curricular para esconder su mediocridad moral e intelectual. 



Comienza la obra

Un Periodista de Televisión nos presenta a tiempo real el informe público de los expertos. El fondo del escenario es una gigantesca pantalla donde aparecerán los rostros de los intervinientes a medida que sean grabados por un cámara.

Presentador de Televisión: Ya han tomado asiento. Me resulta imposible precisar quién es cada cual y a quién representan, si al gobierno o a la esfera financiera. Da igual, son voces reputadas, avaladas por impresionantes curriculum, y parece que se disponen a intervenir. Un señor con bigote toma la palabra

Experto Nº1: Buenas tardes a todas y a todos, nos hemos reunido aquí, en este agradable teatro, con el propósito de informar de las conclusiones y los resultados de la Conferencia de Mandril, posiblemente conocida en el futuro como La Conferencia del Fin del Verano, donde un equipo multidisciplinar ha preparado a lo largo de este año las posibles alternativas al mañana y que a partir de ahora deberán concretarse en leyes orgánicas, de obligado cumplimiento, jejeje. (El experto Nº1, es interrumpido por el experto Nº2. que continúa la presentación)

Experto Nº2: Queremos comunicar a la ciudadanía una buena y una mala noticia

(Se produce un silencio, como si se esperara algo. El experto rompe el silencio haciendo una pregunta al público)

Experto Nº2: ¿Alguien de entre el público desea hacer alguna pregunta?

Alguien entre el público: (Levantando la mano y poniéndose de pie)  Si, yo...

Experto Nº2: Adelante por favor

Alguien entre el público: ¿Nos podría decir exactamente en qué consiste la buena noticia?

Experto Nº2: Por supuesto, pero para ello es mejor que informe el Experto Nº3.  Experto Nº3, su turno...

Experto Nº3:  La buena noticia es que por fortuna, los mandrileños, somos cada día mejores. Mejores en todos los aspectos. Las perspectiva que se abrirán de ahora en adelante serán asombrosas, probablemente lleguemos a Marte

Alguien entre el público: ¿Quiere decir esto que somos superiores?

Experto Nº3:  Si, claro, somos superiores...pero no todos. Así que para evitar algunas confusiones y malos entendidos, quizá sea necesario retirar derechos políticos a algunos mandrileños. En cualquier caso esta medida no deberá afectar en absoluto a sus vidas cotidianas. No olviden que una buena parte de la población ya había renunciado, de una forma o de otra,  a la ciudadanía.

Experto Nº 4: Para poder distinguir a los mejores de los otros....es decir, de los tontos. Un diseñador de moda ha confeccionado un distintivo que podrán llevar estos últimos en sus abrigos o sus camisas. Aquí tengo un boceto...es chulo, ¿verdad? (El experto Nº3 muestra el proyecto de distintivo al público)



Alguien entre el público: Parece una estrella judía...


Experto Nº4: Pero no lo es...Las modas vuelven, es cierto, pero tan solo es un distintivo que nos permitirá reconocer a los tontos de los mejores. Y es muy práctico. Imagine por un momento que se cuela un tonto en una conferencia de prensa, en una fiesta, entre sus amigos, en la escuela, o se adentra en su barrio...Eventualmente este distintivo podrá ser llevado también por feos y gordos.

Experto Nº3: Más tarde continuaremos con esta cuestión, y como no todo van a  ser buenas noticias, tenemos comunicar también una mala noticia.

Experto Nº2: (Carraspeando) Ejem...Se está reblandeciendo el cerebro, en términos generales, a toda la población...

Alguien entre el público: ¿Esto quiere decir que se nos está encogiendo el cerebro?

Experto Nº2:  Efectivamente, y lo que es peor, el tamaño de la cabeza se está reduciendo

Alguien entre el público: ¿Han determinado las consecuencias?

Experto Nº2: Si. En pocos años habrá que renovar la talla de nuestros sombreros

Experto Nº4: Nos encontramos ante dos escenarios futuros e inmediatos: la necesidad de identificar a los tontos a distancia, y el triste espectáculo de tener que cambiar de sombrero cada tres meses. Estos dos escenarios futuros se pueden resumir en uno solo y que ya está sucediendo. Es lo que el hombre del tiempo ha venido a denominar "La llegada del fin del verano" (Es interrumpido por el Experto Nº3)

Experto Nº3: ¿Me permite? 

Experto Nº4: La palabra es suya

Experto Nº3: No vamos quedarnos cruzados de brazos viendo como el periodo estival se marcha de Mandril. Tenemos alternativas al verano y propuestas

Alguien entre el público: ¿Podría adelantarnos alguna de estas propuestas?

Experto Nº4: Por supuesto, ahora que el verano ha acabado, resulta del todo absurdo mantener las vacaciones en periodo estival

Alguien entre el público:  ¿Y la paga extra?

Experto Nº4:  Tampoco

Alguien entre el público: ¿Podría ser más explícito en cuanto a las consecuencias del fin del verano?

Experto Nº4: Además de las pequeñas hambrunas, las migraciones masivas, y los problemas domésticos sin importancia, nos vemos obligados a informar, que todos aquellos que se compraron un refugio nuclear en los años 70' y 80' del siglo pasado, pueden ir desempolvándolo

Alguien entre el público: ¿Y los que no dispongamos de refugio nuclear?

Experto Nº4: No importa, no sirven para nada. Aún así debemos mantener nuestros refugios nucleares barridos y fregados semanalmente. Ante todo somos un pueblo limpio. Y quién sabe si el final del verano o la llegada del invierno nuclear coincide con el inicio de una maravillosa relación romántica. Por nada del mundo desearíamos un fracaso sentimental por desavenencias sobre la limpieza del refugio nuclear


Aviso

La sesión informativa no ha acabado todavía, pero el autor de esta obra se ha ido a comer unos bollos rellenos de crema. Así que por el momento, vamos a dejar esta obra inconclusa.  Será reanudada durante los próximos días, semanas o años, según se revele  la nueva situación planetaria. Continuar esta obra, requiere de ingenio y algunos ingredientes para convertirse en una original comedia de éxito entre adolescentes. Lo contiene todo; nazis, expertos encocados, cabezas reducidas, y campos de exterminio por razón de estatus social, pero aún así no es suficiente. Precisamos para continuar la comedia de la presencia de James Lovelock, Adelson, y la famosa invasión de Marte por los mandrileños.







 
Free counter and web stats