miércoles, 16 de julio de 2014

Cómo elaborar un periódico del futuro

¡El futuro en sus manos!

El periódico del futuro

Lo primero que deberemos hacer es insertar un anuncio en la prensa que diga:

"Se buscan redactores para la creación de un periódico futuro. Sueldo escaso si lo hubiera. Peligro constante, posibilidad de multas y detención".  

Quizá no sea preciso anunciar la búsqueda de redactores de forma pública, pues este periódico futuro debe elaborarse en el más absoluto secreto. Si quiere participar en el periódico futuro, igual tan solo debe permanecer a la espera. Recibirá una carta mía, un aviso.

El periódico del futuro constará tan solo de un número. Un grupo de redactores, en secreto, se encargarán de escribir en el presente aquellos sucesos que ocurrirán en el porvenir. Un periodista de este tipo, realizará su trabajo de forma inversa. Ya no escribirá las noticias ni las declaraciones del pasado, sino que el mismo escribirá el futuro. El futuro. El periodista del futuro ya no tiene que escribir las noticias del mundo venidero, no es necesario, ya las conocemos todos. El periodista futuro tiene que crear las realidades del porvenir, no es una transcripción de lo que venga, sino la creación consciente de un futuro deseado. Por eso este periodismo es peligroso, porque es absolutamente político. Vamos a transformar la realidad, vamos a escoger una posibilidad y vamos a exponerla a la luz.

Algunos detalles. Hay que buscar una fecha, ni demasiado lejana ni demasiado próxima, una fecha en la que sea posible que la historia se haya embarcado en bifurcación inesperada. Hay que buscar los titulares, embarcarse en la configuración de noticias esperadas y temidas por otros. Preever los movimientos de los actores presentes en el futuro. Por ejemplo, podríamos encontrar un titular que nos dijera: 

"El Congreso de los diputados aprueba con mayoría absoluta, la implementación por vez primera en la historia, de la Renta Básica Universal en Europa"

El periódico del futuro es una edición facsímil de un solo número, una reproducción idéntica de algo que no existe, pero que  deseamos que exista. Para que tenga mayor impacto, para que pueda modelar el mañana, deberá utilizar las cabeceras de todos los periódicos existentes hoy, desde "El Mundo"a "El País" (y de algunos otros que todavía no existen) y publicarse en el presente, en una edición con igual número de ejemplares que el periódico a sustituir, distribuyéndose por todo el país. El coste será enorme, pero no imposible. Y aunque tan sólo se trata de un único número, muchos de los ejemplares serán retenidos, la distribución paralizada o los redactores detenidos. Se trata de hacer lo posible para que el futuro sea visto, antes de que sean otros los que decidan, cual será el futuro en el que usted vivirá.


 
Free counter and web stats