lunes, 11 de agosto de 2014

Breve historia de Microlandia

Primeros habitantes de Microlandia. Un país donde por fin serían libres.



Orígenes de Microlandia


La humillación durante siglos fue terrible. Se les utilizó como bufones en las cortes, como material para chistes, como objetos. La gente se reía de ellos  y por lo general eran excluidos del mundo laboral. Un día, un grupo de ellos, decidió organizarse para crear un país. Un país donde sus habitantes no midieran más de 1,10 m de altura. Querían llamar a este nuevo estado Micronesia, pero alguien se les habían adelantado. Así que lo llamaron Microlandia.

Los hombres y las mujeres más bajitos habían confeccionado una  especie de Constitución a la que habían denominado Estatuto Orgánico de los Hombres y Mujeres libres de Microlandia. Lamentablemente, los hombres y las mujeres muy bajitos tenían un Estatuto Orgánico pero todavía no tenían un país. Sin embargo, todo cambió inesperadamente. Los hombres más pequeños del mundo consiguieron un Estado gracias a Dominguet, o quizá por su culpa. Es el problema de hacer chistes sin gracia, que la gente se los toma en serio. El chiste de Dominguet  en cuestión, pero resumido, era el siguiente:

"Propongo la compartimentación del mundo en diferentes cuadrantes, por ejemplo, en un cuadrante vivirían los más feos, en otro, la gente con graduado escolar o sin estudios, en otro lugar los jubilados, en otro lugar más todos aquellos con formación superior, y haciendo frontera, los intelectuales. El mundo ya no estaría dividido por nacionalidades, ni ideologías, sino por aspectos concretos, como la calvicie"

Así es como nació Microlandia, un lugar donde los enanos podrían vivir en paz. Nadie sería jamás discriminado por su altura.  La ONU vio con buenos ojos el chiste de Dominguet, esto es, la creación de un mundo dividido por compartimentos, y metió en un cuadrante a todos los enanos del planeta. Esto hizo felices a muchos de los enanos, aunque conllevó algún sufrimiento, pues el traslado de enanos a Microlandia fue forzoso. También se tuvo que expulsar a los habitantes primigenios de Micronesia, que tuvieron que abandonar sus casas, pero bueno, uno se acostumbra a todo. Y ahora Microlandia existe. Tiene una bandera, muy pequeñita, eso si, y allí no pueden hacerse chistes sobre enanos. Lo que está de moda en Microlandia son los chistes sobre enanos negros.

 
Free counter and web stats