sábado, 27 de septiembre de 2014

El Presidente de los Estados Unidos de Catalonia

Reproducción de una de las chapitas que se repartieron dias antes de las elecciones para elegir al presidente de los Estados Unidos de Catalonia


El Presidente de los Estados Unidos de Catalonia

(Una farsa a blanco y negro)


Una pipa mágica

1. Rajoy encuentra la sabiduría

(Ciudad de Mandril. Otoño en el despacho del presidente. Rajoy está de rodillas, desesperado, clamando a los cielos)

Rajoy: ¡Oh dioses! ¡Venid en mi auxilio, es el fin! ¡Los hijos ya no hacen caso a sus padres! ¡Todo está perdido! ¡No encuentro mi peluca!

(Un gran resplandor. Entran dos dioses al despacho del presidente Rajoy)

Dios uno: ¿Nos has llamado?

Rajoy: (Asustado) ¿Quienes sois? ¿Por dónde habéis entrado? La puerta está blindada

Dios uno: Somos tus dioses. Puedes arrodillarte o encender incienso, si quieres. Lo que más te apetezca 

Rajoy: (Postrándose en el suelo) Oh dioses, ayudadme...Ha llegado el fin y yo no encuentro la peluca, mi peluca...

Dios dos: ¿Nos has reconocido? Qué raro,  pues a nosotros nos gusta mantenernos siempre al margen de toda acción...

Dios uno: Siempre alejados de toda acción...

Dios dos: Durmiendo la siesta

Dios dos: Una siesta de un millón de años

Dios uno: Hasta que tus ruegos nos despertaron

Dios dos: ¿Nos despertaste por una peluca?

Rajoy: Oh, si, dioses. La situación es desesperada, el mundo se acaba, los bancos quiebran, los trabajadores abandonan sus puestos....Y no sé dónde he dejado mi peluca

Dios dos: ¿Abandonan sus puestos de trabajo? ¡Esto es intolerable!

Dios uno: Empiezan abandonado el trabajo y terminan escribiendo farsas teatrales ¡Hay que poner remedio!

Rajoy: Oh dioses, si, gracias, gracias... Con una peluca tendré bastante, una peluca rubia, de pelo rizado, pero que no llame demasiado la atención. Con la peluca podría llegar fácilmente a la frontera sin ser reconocido...

Dios uno: Lamentablemente ya no me quedan pelucas (Dirigiéndose al Dios dos) ¿Y a ti?

Dios dos: Ya no me quedan. La última se la di a Botín antes del infarto, cuando bailaba desnudo sobre la mesa del despacho...

Dios uno: Como ves, amigo, ya no no quedan pelucas...

Rajoy: ¿No?

Dios dos: No nos quedan

Dios uno: Solo tenemos pipas

Rajoy: ¿Pipas? No lo había pensado ¿Ustedes creen que podría atravesar de incógnito las calles de Mandril fumando en pipa?

Dios dos: Es dudoso, aunque, eso si, parecerías algo más inteligente....Sabemos de lo que hablamos....

Dios uno: Nos dedicamos al asunto de las pipas...

Dios dos: Si, nos dedicamos al asunto de la sabiduría, y la sabiduría tiene forma de pipa

Rajoy: Jamás había escuchado nada semejante ¿La sabiduría tiene forma de pipa?

Dios dos: Si, nosotros fabricamos la sabiduría ¿Te gustaría probar la sabiduría?

Rajoy: No

Dios dos: ¿No? Me sorprendes ¿Qué es lo que deseas entonces?

Rajoy: Una peluca, llegar a la frontera, el acceso a mi cuenta corriente, poder, brillar en la oscuridad, pasar a la historia....

Dios uno: Y sin embargo ya es demasiado tarde ¿No lo oyes? (Se escuchan golpes y gritos tras la puerta)

Rajoy: No, no escucho nada

Dios uno: ¿No oyes a las masas enfurecidas e iracundas golpeando la puerta?

Rajoy: ¿Qué es lo que quieren?

Dios dos:  ¡Tu cabeza!

Rajoy: Por favor, ves y diles que aquí no hay ninguna cabeza....

Dios dos: Lo siento, no podemos intervenir directamente en el trascurso de la historia....Tendrás que decírselo tu mismo. Asume tus responsabilidades...

Rajoy: ¿Yo? (Volviéndose a la puerta, sin abrirla, dirigiéndose a la masa enfurecida) ¡No estoy! Escuchad, bien ¡No estoy! ¡Volved al trabajo!

Masa enfurecida: ¿Qué trabajo? ¡No tenemos trabajo!

(Las masas enfurecidas e iracundas golpean con más saña la puerta)

Rajoy: (A los dioses) No funciona. ¿Tenéis todavía la pipa?

Dios dos: (Sacando una pipa descomunal, de alrededor de uno o dos metros de longitud) Te presento a tu pipa ¿Te gusta? Construida en los cielos, te abrirá los ojos.  Incluye manual de instrucciones y el consumible, cultivado en la fértiles tierras de la bienaventuranza....

Rajoy: Rápido, rápido...no hay tiempo que perder....¿Qué hay que hacer?

Dios uno: ¡Absorbe!

Rajoy: Si, pero antes una pregunta....¿Provoca adicción?

Dios dos: (Se miran) No lo sabemos. Tu serás el primero en fumarla, se trata de un consumible experimental...Solo se ha probado con cobayas...

(Los golpes crecen. La puerta está a punto de ceder)

Rajoy: ¡ A toda prisa! ¡Encenderla! ¡Encender la pipa de la sabiduría!

(Los dioses  encienden la pipa)

Rajoy: (Fumando) ¡¡Por España!!

(Una gran nube de humo que brota de la pipa de la sabiduría, cubre todo el escenario. Se escucha una tos. Después la enorme carcajada de los dioses)


Rajoy, asombrando al mundo



2. Rajoy revela sus intenciones en una rueda de prensa/ La rueda de prensa de Mariano Rajoy


(La nube de humo de la pipa de la sabiduría se disipa. Estamos en una rueda de prensa, Mariano Rajoy ocupa la tribuna, se dirige a los periodistas)


Rajoy: Bueno, ¿y qué?, ¿qué les ha aparecido mi intervención? (Se enciende una pipa)

(El periodista 1 levanta la mano)

Periodista 1: ¿Se puede fumar?

Rajoy: No, no se puede, pero corramos un tupido velo. Esto será una fumada entre amigos. ¿Me queda bien la pipa? Me han dicho que parezco más inteligente.

Periodista 2: Estoy todavía sorprendido. ¿Está seguro que desea que publiquemos lo dicho durante su exposición? ¿Sus declaraciones son oficiales o simplemente son un globo sonda?

Rajoy: Ni una cosa ni la otra. Son un compromiso que realizaré hoy mismo, durante este encuentro con ustedes.

(Murmullos)

Periodista 3: ¿Lo sabe alguien más? ¿Lo sabe su mujer?,  ¿la secretaría general del partido?

Rajoy: Tan solo lo sabe Ángela Merkel, el presidente del Banco Central Europeo, Christine Lagarde y alguien más que no recuerdo su nombre.Su respaldo es unánime. Están todos de acuerdo.

Periodista 1: ¿Lo hará vestido o desnudo?

Rajoy: Vestido ¿Alguna pregunta más?

Periodista 2: ¿Podría hacer el anuncio de nuevo, más solemne, incluso? En segundos conectaremos en directo con el telediario...

Rajoy: Por supuesto, estoy preparado...

Periodista 2: ¡Atento! Tres, dos, uno...Entrando....¡En el aire!

Rajoy: (Con voz solemne) Mandrileños, españoles, la situación es grave, muy grave. Sin dudarlo, he decido dar un paso adelante. No hay vuelta atrás. Españoles...¡Voy a suicidarme en directo!

(Se escuchan algunos aplausos, atrás, entre el público)

Rajoy: ¿Alguna pregunta?

Periodista 2: ¿Se suicidará ahora?

Rajoy: Si, hoy mismo, ahora. En estos momentos mi testamento se está imprimiendo en una imprenta estatal privatizada, nacionalizada de nuevo, y vuelta a privatizar. Se buzoneará y se repartirá en la puerta de todos los colegios y oficinas de empleo de todo el país.  El testamento está ilustrado por unos dibujos hechos por mi mismo, a todo color.

Periodista 3: ¿Nos puede hacer un adelanto?

Rajoy: Por supuesto. Me despediré de los españoles como el último presidente de España. Tras de mi, ya no habrá más presidentes...

(Murmullos en la sala)

Periodista 3: ¿Morirá?

Rajoy: Moriré, si, la realidad lo demanda. Pero solo moriré figuradamente. Porque emanando del cuerpo del último presidente de España apareceré, renacido, convertido en un nuevo ser de un país unido, una tierra nueva con una sola lengua...

Periodista 2: ¿Podría ser más claro? ¿En que tipo de ser se va a convertir?

Rajoy: (Carraspendo)  En el presidente de Cataluña

(Agitación en la sala, murmullos)

Rajoy: Mejor dicho; en el president de los Estados Unidos de Catalonia.

(Los fotógrafos realizan sus instantáneas. Flashes en la sala)

Rajoy: ¿Me queda bien la pipa?, ¿qué tal estoy de perfil? ¿Parezco más interesante?

(Rajoy fuma. El humo envuelve el escenario)



No hay problema sin solución



3. Problemas con el ejército español. La acalorada discusión de Rajoy con un general refractario


(Rajoy y un General con bigote reunidos. Discusión encendida.)


General: ¡Protesto! ¡Es inaudito! ¡El ejército se declara en contra!

Rajoy: ¡El pueblo votará si!

General: El pueblo no votará.  Debe de suspenderse inmediatamente la convocatoria del referendum, señor presidente

Rajoy: ¡Imposible! Todo esta en marcha, las encuestas son favorables. La integración en Cataluña es el único camino, ya no hay vuelta atrás. Incluso tengo preparado el discurso conjunto entre las cortes españolas y el Parlamet sobre la disolución de España...¿Quiere que le lea el final?

General: No es preciso

Rajoy: Se lo leeré en cualquier caso, escuche: "España se diluirá en la historia. Dentro de mil años, a penas unos pocos conocerán que un día existió. Ocupará, si acaso, unas breves lineas en un libro de texto. En un millón de años España habrá desaparecido completamente. No quedará rastro alguno. Ni una mención, ni un recuerdo" ¿Le gusta? Imagino que justamente después, todos los diputados se incorporarán de sus escaños y aplaudirán de pie mi intervención durante un largo rato.

General: ¿Por qué esta inquina con España? ¡Es intolerable!

Rajoy: Yo amo España. Pero si tengo que elegir entre quedarme con los principios o los símbolos me quedo con los principios.

General: ¿Y cuales son los principios?

Rajoy: No tengo principios, pero tengo esto (Le muestra, desenrollando, un sello enorme, del tamaño de un póster)

General: ¿Qué es esto? ¿Es un sello? Es delirante, ¿a quién se le ha ocurrido esta idea?

Rajoy: A mi, se me ha ocurrido a mi. Ya no será necesario pegar los sellos a las cartas, serán las cartas las que se peguen a los sellos.

General: No me refiero al tamaño, eso está bien. Es impactante. Lo que es totalmente absurdo es esa cara, la cara del sello y la leyenda

Rajoy: ¿Le molesta la cara?

General: Si, me molesta la cara ¿Quién es?

Rajoy: ¡Soy yo!

General: ¿Y por qué aparece usted de perfil con una pipa en el sello? Usted no fuma

Rajoy: ¿No le gustan las pipas? ¿No le gustan los presidentes que fuman en pipa?, ¿o acaso prefiere un presidente con peluca? ¿Querría un presidente huyendo a la frontera, tratando de escapar, escondido tras peluca rizada y amarilla?

General: ¿Y esto que es?

Rajoy: La nueva marca

General: Aquí pone "Mariano Rajoy presidente de los Estados Unidos de Catalonia"

Rajoy: ¿Le gusta?

General: No me gusta nada

Rajoy: Pues le tendrá que gustar. Así es. Y le tendrá que gustar también la bandera.

General: Eso si que no. Yo por ahí no paso. No juraré la bandera

Rajoy: Observe, la bandera de España no es otra cosa que un plano detalle de una bandera catalana. ¡Cómo si estuviese ampliada con lupa!

General: Le advierto, no siga esta aventura. El ejército español no permanecerá indiferente ¡Se levantará!

Rajoy: ¡Pues que se acueste! ¿No se da cuenta usted que tenemos los mismos intereses? Y si no tenemos los mismos intereses, seguro que tenemos los mismos principios...

General: Señor presidente, seamos razonables, ¿no se da cuenta de que soy demasiado mayor para aprender catalán?

Siempre es posible un presidente del pueblo

4. Rajoy en el programa "Tengo una pregunta para el presidente"


(Plató de televisión del programa "Tengo una pregunta para el presidente" Luces de colores. Música de concurso televisivo. Público)

Presentador: Y aquí con todos ustedes...¡El presidente Mariano Rajoy!

(Aplausos. Rajoy aparece corriendo hasta llegar al mismo centro del escenario, situándose junto al presentador del programa. Chocan las manos. Rajoy saluda al público. Rien)

Presentador: Bienvenido señor presidente ¿Nervioso?  Antes de comenzar le resumiré la mecánica del programa. (El presentador lee una tarjeta) De entre las preguntas enviadas por los telespectadores se seleccionará una, y solo una. Usted tendrá hasta un máximo de treinta segundos para contestar. Pasado este tiempo un plausómetro decidirá la aceptación popular de su respuesta. Si supera un cierto umbral de aplausos,  habrá dominado con éxito la prueba. Por el contrario, si apenas recibe los aplausos necesarios, se abrirá una trampilla, justamente situada bajo usted,  por donde caerá descendiendo por un tobogán que le llevará a vérselas con el público de nuevo, pero esta vez, encontrándoselo cara a cara en las próximas elecciones. ¿Está preparado señor presidente? ¿Acepta el reto?

Rajoy: Acepto el reto

(Aplausos)

Presentador: (Removiendo sobres del interior de una urna transparente, de entre los que saca uno. Lo lee) Atención, señor presidente. Carmen García, cuarenta y cuatro años, desempleada y vecina de Mandril, tiene una pregunta para usted (Pausa) "¿Sabe cuanto cuesta un café?"

(Sonido del tic tac de un reloj)

Rajoy: (Con cara de preocupación) Saben...No voy a responder a esta pregunta,  y no la responderé porque ni yo ni ustedes deberíamos conocer siquiera el precio del café. Yo les aseguro que en una posible integración de España en Cataluña...a todos nos sudará el coño y la polla.

(Exclamaciones del público)

Rajoy: ¿Y saben por qué nos sudará la polla? 

Público: (En coro) Nooo

Rajoy: ¿Y quisieran saber por qué nos sudará el coño?

Publico: (En coro) Siii

Rajoy: ¡Porque el café no tendrá precio! Instalaré máquinas gratuitas de café en las calles, oficinas y centros comerciales que funcionarán hasta que caiga el sol!

(Aplausos. Ovaciones del público)


Rajoy vendiendo su proyecto



5. Rajoy en el círculo de empresarios

(Rajoy está reunido con algunos grandes empresarios y financieros alrededor de una mesa, evidentemente, circular)

Rajoy: ¿Pero es que todavía tienen dudas?

Empresario 1: ¿Pero esto es seguro?, ¿qué riesgos hay?, ¿podríamos perder parte de nuestras fortunas?

Rajoy: Me decepciona. Me habían informado que usted era un hombre de valores, hecho a sí mismo ¿Y ahora titubea?

Empresario 1: Me hice a mi mismo en parte, pero mis riquezas las obtuve mediante la herencia...

Rajoy: ¿Es que no ha visto el gráfico? Observen...(Se dirige hacia la pantalla donde hay expuesto un gran gráfico) La primera taza de café nos despierta, la segunda nos vuelve inquietos, la tercera ingeniosos. Y a partir de la cuarta taza de café os encontramos acelerados y nerviosos..Es aquí donde se incrementa la productividad y las compras, disparándose hasta la décima taza de café...

(Aplausos)

Empresario 2: ¿Y a partir de la décima taza de café, qué ocurre?

Rajoy: Hay dudas al respecto. Es posible que aumente la agresividad, pero es seguro que los decesos de entre los mayores de 65 años se duplicarán. ¿No se dan cuenta? Lo que nos ahorremos en pensiones podría destinarse a la reducción de impuestos a las grandes fortunas 

(Aplausos)

Rajoy: Al mismo tiempo fomentaremos la democracia. Si nos unimos en la gran Cataluña, cualquiera podrá poseer un trocito de esta. Mi objetivo es generar dividendos a todos ¡Cataluña cotizará en bolsa!

(Apausos y ovaciones)

Empresario 2: ¡Rajoy president!

Empresario 1: ¡Viva la gran Cataluña!


Rajoy se hace mayor


6.  Rajoy escribe sus memorias.

(Ha pasado el tiempo. Rajoy se encuentra envejecido y en silla de ruedas)


Rajoy: ¿Por dónde íbamos?

Escribiente: Decía usted (Lee) "Yo, Mariano Rajoy, ciento un año de edad. Después de una larga e intensa vida, llena de sorpresas y siempre al servicio del pueblo catalán..." Y después se quedó dormido.

Rajoy: Ah si...ya recuerdo. Déjeme pensar... No se me ocurre nada. 

Escribiente: Pues estamos al principio de sus memorias...y tan solo llevamos una linea.

Rajoy: Paciencia. Esta será mi gran obra. He calculado que abarcará doce tomos...¿Por donde iba?

Escribiente: Decía usted (Lee) "Yo, Mariano Rajoy, ciento un años de edad. Después de una larga.." 

Rajoy: (Interrumpiéndole) Ah, si...ya recuerdo. Déjeme pensar...No se me ocurre nada. ¿Desea hacerme alguna pregunta?

Escribiente:  No, la verdad, no me apetece ahora

Rajoy: Venga hombre, no sea tímido...

Escribiente: (Pensándoselo y improvisando) ¿Cómo empezó todo?

Rajoy: (Se enciende la pipa) La culpa fue de la sabiduría (Echa el humo a la cara del entrevistador y ríe) Durante un instante de lucidez, solo uno. Fue hace mucho tiempo, cuando todavía existía España ¿Se acuerda de España?

Escribiente: No, yo ni siquiera había nacido 

Rajoy: Da igual. En aquel tiempo las masas estaban enfurecidas, las estadísticas aún maquilladas, caían libremente. Yo mismo me encontraba sujeto a múltiples investigaciones y acusaciones de corrupción, la deuda era estratosférica...

Escribiente: ¡Como actualmente!

Rajoy: (Molesto) Ya, ya...Además estaba la cuestión catalana. Todo estaba fatal. Así que empujado por las circunstancias preparé las maletas, cuando de repente, mi vida dio un giro inesperado....

Escribiente: ¿Se le apareció el espíritu de Margaret Teacher?

Rajoy: No, eso fue posterior...Pero por cierto, tengo su brazo incorrupto en casa. Me hubiera gustado más que fuera la cabeza, pero no pudo ser. ¿No le parece más próximo y más humano hablar mirando a los ojos de la cabeza momificada de Margaret Teacher que tratar de hablar con un brazo incorrupto?

Escribiente: Si me da a elegir, no sabría que decirle. A mi me gustan más las conversaciones fluidas...

Rajoy: ¿Por dónde iba?

Escribiente: (Lee) "Mi vida dio un giro inesperado" 

Rajoy: Mi vida dio un giro inesperado cuando todo estaba perdido...Entonces recordé aquella frase de Sun Tsé de "El arte de la guerra". Apunte, es muy importante...

Escribiente:  (Escribiendo) ¿Cómo si fuese una ocurrencia suya, verdad?

Rajoy: ( Asintiendo) Todo estaba perdido. Y sin embargo, me dije, por crítica que pueda ser la situación y las circunstancias en las que me encuentro, no debo desesperar; en las ocasiones en las que todo es temible es cuando nada hay que temer; cuando se está rodeado de todos los peligros es cuando no hay que tener miedo de ninguno; cuando se está sin ningún recurso es cuando hay que contar con todos; cuando se es sorprendido es cuando hay que sorprender al enemigo. Lo vi todo claramente. Me levante y alzando la voz grité "¡Si Cataluña se va de España, España se incorporará en Cataluña!" 

Escribiente: ¿De verdad?

Rajoy: Lo importante es que vi la luz ¿Cómo explicárselo? Mantengo la teoría de que por algún extraño motivo, quizá por una concatenación de hechos casuales a lo largo de la historia, dio como resultado que el cociente intelectual de los españoles era menor que la media mundial. Esto, claro, me permitió ganar las elecciones, si, pero a la larga las consecuencias no podían ser más que catastróficas. Si Cataluña ingresaba en Europa ¿Quién iba a necesitar un país de retrasados como España en la Unión Europea? 

Escribiente: ¿Lo apunto en sus memorias?

Rajoy: Se lo diré con otras palabras; cuando yo era joven la propaganda institucional trataba de promocionar a España en el extranjero con el lema de "Spain is diferent" ¿Se da cuenta? La diferencia se encontraba en la talla moral y cultural, no tanto en las horas de sol ni en la extensión de las playas. Lo que se ofrecía como reclamo turístico era un país de retrasados. La destrucción del paisaje a cambio de una paella... Y por favor, no escriba nada de lo dicho...

Escribiente: Una pena. porque eso "Destruir el paisaje a cambio de una paella" me parece sencillamente genial...

Rajoy: Escriba, escriba...Todo estaba perdido, el abismo me cercaba y la masa enfurecida golpeaba a mi puerta. Pude haber huido oculto bajo una peluca amarilla, pude haber acabado con mi vida, ya que no había remedio. Y sin embargo, di un paso adelante para dar la vuelta a la realidad, de tal manera que todo permaneciera exactamente igual. España se integraría en Cataluña y el país se mantendría unido, si, bajo otro nombre, ¿pero qué más da? ¿O acaso es más importante la forma que el concepto?

Escribiente: ¿Me lo está preguntando o es que tengo que escribirlo así? 

Rajoy: A usted, a usted, le pregunto a usted...

Escribiente: No sé. En realidad no tengo ni idea de lo que me está hablando

Rajoy: Se lo preguntaré de otra manera...¿Qué es más importante, los principios o los símbolos?

Escribiente: ¿Los símbolos?

Rajoy: ¿Por qué?

Escribiente: No lo sé. Quizá los símbolos sean importantes porque permanecen en el tiempo, mientras los principios se pueden cambiar en cualquier momento...Cómo la iglesia católica, ¿no? Se mantiene la imagen del niño Jesús por los siglos de los siglos mientras van cambiado múltiples veces los principios y los dogmas

Rajoy:  Justamente, aunque yo hice exactamente lo contrario. De manera que conseguí que el Estado permaneciera, pero con otro nombre. Escriba...¿Está preparado? Me gustaría que mis memorias acabaran o empezaran, da igual, con una cita que se me acaba de ocurrir...

Escribiendo: Estoy preparado...

Rajoy: (Se enciende la pipa) El poder ni se crea ni se destruye, solamente se transforma

(El humo de la pipa inunda el escenario)



Masa enfurecida entrando al despacho presidencial


7. Rajoy vuelve al pasado

(Nos encontramos de nuevo en el año dos mil quince. La masa enfurecida golpea la puerta. Rajoy fuma la pipa. Junto a él los dos dioses, que ríen)

Dios uno: ¿Qué tal, qué te ha parecido? ¿Mejor que la peluca, verdad?

Rajoy: ¿Dónde estoy?, ¿qué ha pasado? ¿Soy presidente de los Estados Unidos de Catalonia?

(Los dioses ríen)

Dios dos: Ibas lanzado. Tan solo te faltaba invadir Marte, la conquista del más allá por Cataluña, la llegada a la inmortalidad...

Dios uno: La sabiduría era buena, eh. Todo un éxito.

Rajoy: ¿No tenéis más? Solo un poco más, para poder acabar la historia...

Dios uno: No, a mi no me queda más...¿Y a ti?

Dios dos: No, a mi tampoco...

Rajoy: Quiero más...un poco más de sabiduría por favor...

Dios dos: Pues no queda, tio, te la has fumado todo. Eres un ansias

Dios uno: Oye Rajoy....Muy bueno eso de destruir el paisaje a cambio de una paella...

(Rien)

(Golpes en la puerta)

Rajoy: ¿Siguen ahí?

Dios uno: Si, parece que la masa enfurecida lleva un buen rato aporreando la puerta. ¿No vas a abrir?

Rajoy: Ahora mismo no puedo. Tengo que salir por la ventana para hacer algunos...ya saben, recados...Si entra la masa enfurecida, díganla que...¡volveré!

(Rajoy coge la maleta y se dirige a la ventana) 

Rajoy: (Desde el alfeizar de la ventana) ¡Por España! (Salta)

(Los golpes en la puerta crecen. La puerta cede. Entra la masa enfurecida al escenario)

Masa enfurecida: ¿Se puede? En nombre del Comité por la Higiene Pública, venimos en busca del depuesto presidente de España, Mariano Rajoy, acusado de maltrato general y destrucción de lo público en beneficio del interés corporativo privado. Atentado contra la dignidad general y chistes bastante malos ¿Dónde está? Sabemos que se encuentra aquí...No se puede ocultar de la masa enfurecida

Dios dos: Acaba de saltar por la ventana

Masa enfurecida: (Asomándose a la ventana) ¿Es ese Rajoy? ¿A dónde va? ¿Porque corre en calzoncillos?

Dios uno: Está obsesionado con llegar a la frontera pasando desapercibido (Ríe) 

Masa enfurecida: ¿Se puede saber quienes son ustedes? ¿Tienen algún tipo de relación con Mariano Rajoy?

Dios dos: ¿Se refiere a algún tipo de relación especial? No, en realidad pasábamos por aquí por casualidad cuando...en fin...Le diré la verdad; somos dioses. Fuimos llamados por Rajoy durante la siesta. Le dimos de fumar de la pipa de la sabiduría...

Masa enfurecida: No es nada personal, pero me temo que van a tener que diluirse en el éter cómico. Los dioses ya no existen

Dios uno:  ¿No existimos? Si hace apenas un rato estábamos aquí, gastando bromas ¿Qué hacer? ¿Y si nos trasformáramos en una singularidad? 

Masa enfurecida: ¡Saludos a Moloch, Crono y Prometeo! ¡Adios!

(Los dioses se diluyen en el éter)

(A negro. Cae el telón)

Abucheos. Un aplauso, solo uno, de algún despistado entre el público)

























 
Free counter and web stats