sábado, 22 de agosto de 2015

Notas sobre los genios gaseosos


Bien, este es un dibujo ficticio del genio gaseoso. En realidad le gustan más las fotos y se muestra con múltiples rostros, es pura apariencia.  Todos creemos que ha llegado para cumplir nuestros deseos, pero la verdad es otra.
 
 
A propósito de los genios gaseosos


En el episodio anterior, afirmábamos categóricamente que los genios no existen y si existieran, habría que acabar con ellos. Pues son el tapón que cierran el paso de la Mediocridad hacia la Mediocridad Mejorada, y más del tarde del salto cualitativo de la Mediocridad Mejorada a la Genialidad Colectiva. Exista o no exista la genialidad en el ser humano, todo el mundo está de acuerdo en que el mundo actual han hecho aparición otros genios; genios gaseosos. Me refiero a esos genios que duermen, con los ojos muy abiertos, en el interior de casi todas las cosas de la vida moderna.

Un genio gaseoso, etéreo, hace años que llegó al gran Mandril  y se estableció en la ciudad. Todo el mundo le busca  y a todo el mundo se le aparece, pues todos tenemos la esperanza de que satisfaga nuestros deseos. Y sin embargo, en una pirueta enorme, el genio gaseoso ha conseguido que seamos nosotros quienes satisfagamos sus deseos. "¡Para eso soy un genio!" -Ha respondido a los periodistas de nuestro periodiquito, en una entrevista muy breve, que reproducimos a continuación:

- ¿Y qué es lo que usted desea, señor genio?

- Que te bajes el sueldo, por supuesto.

 
Free counter and web stats