sábado, 14 de enero de 2012

¡La duquesa de Alba embarazada!

¿Podría ser el hijo de la duquesa de Alba?


"Tocqueville trató de prevenir a fines de los años 1840 a las fuerzas gubernamentales francesas sobre la posibilidad de una subversión. Estaba convencido que el Gobierno y la Justicia habían ofendido al pueblo hasta tal punto, que las pasiones democráticas habrían de derrocar pronto al gobierno.

El 27 de enero de 1848, Tocqueville, diputado a la sazón, tomó la palabra en la Cámara de Diputados:
«Me dicen que no hay peligro porque no hay disturbios», dijo. «Dicen que como no se observa perturbación alguna en la superficie de la sociedad, tampoco existen revoluciones debajo de ella. Permítanme decirles, Señores, que se equivocan. Los disturbios aún no se han adueñado de las calles, pero han tomado ya posesión de la mente de las gentes».
A las cuatro semanas el pueblo se rebelaba, el rey huía y se proclamaba la Segunda República"

¡La duquesa de Alba embarazada!

A sus 92 años la duquesa de Alba se ha embarazado. No sabe como ha ocurrido. Nadie es el padre.

En caso de que sea fruto de una ingesta incontrolada de vino, sabemos, que no ha sido producto de vino en tetra brik. Si uno bebe demasiado vino barato, como mucho, uno se queda dormido, pero no suele quedarse embarazado. Quizá el vino no sea el culpable, quizá todas las mujeres que ocupan un lugar dentro del poder se han quedado embarazadas hoy mismo, como en esa película "El Pueblo de los Malditos". Pero esta vez, los niños que nazcan, incontrolables, se busquen, y cuando sus hormonas florezcan engendren niños amables y telepáticos, niños de mirada profunda, capaces de ver el futuro. Un futuro donde escaparán de sus guetos aislados y se mezclarán con el gentío errante de la nueva babilonia, construido sobre las pasiones y la libre discusión en la plaza pública resultado de una democracia atlética y participativa. ¿Recuerdan ustedes ese brote que comenzó a crecer entre el asfalto de la gran autopista circular de Mandril? Ahora, en el futuro, es un enorme manzano que entrega su sombra y sus frutos a los viajeros. Quizá el niño de la duquesa de Alba, no sea producto de un embarazo simultaneo ni del alcohol. Pudiera ocurrir que fuera producto del amor. Sea lo que fuere, otros niños de otras millones de madres fuera del poder, están naciendo en este preciso instante. Y digan lo que digan los estudios de mercado, son fuerzas imparables de la naturaleza. Se les podrá condicionar la mente durante algunas generaciones, pero no eternamente. Y esto es algo que no debemos olvidar jamás: "Los niños son el futuro de la humanidad". ¿Quién es su padre? Todos

 
Free counter and web stats