sábado, 16 de noviembre de 2013

Cosas que eliminar en mi vida

Las relaciones entre los insectos y los hombres siempre han sido complicadas


Lista de cosas para eliminar de la vida

¿Una verruga, para qué sirve? Es asombroso como  la naturaleza fabrica cosas que no sirven para nada. Y mientras tanto las noticias se suceden, por ejemplo, un enorme meteorito se dirige a la Tierra el mismo día en el que he conocido a una chica que me gusta mucho.

Hay que hacer una lista, como siempre, de aquellas cosas que hay que eliminar de la vida. No es una tarea fácil, solo el acto de escribirlas en un papel produce desasosiego. El mismo acto de eliminarlas es un acto incierto, no puedo estar seguro del todo si he adoptado la postura correcta o la incorrecta. Aquí tengo la lista; me consuela pensar que esta lista no es definitiva, permite correcciones, nuevas eliminaciones, rectificaciones y vuelta atrás. Hoy empiezo la lista escribiendo sobre los amigos imaginarios, mañana quizá sea contra el amor o los álter ego, por ejemplo, por decir algo.

Lista de cosas que eliminar de la vida

Eliminar los amigos imaginarios: tales como dios o las mascotas invisibles que se mueven por casa, en fin, cualquier elemento inexistente que a veces me hace sentir menos solo. Es cierto que no queda claro que es lo más apropiado para la salud mental y el equilibrio psíquico, si hablar con un ectoplasma o no hablar con nadie. La propuesta no es tanto disolver a dios en el terreno de lo fantástico en vez de convivir con él en el mundo real, sino de mirar la realidad de frente: los amigos imaginarios no existen. Esto parece muy fácil, sin embargo, que dios fallezca un día, simplemente porque me he levantado con ganas de ver como es la realidad, debe ser realizado con sumo cuidado. Estoy de acuerdo con sustituir a dios y a las otras mascotas imaginarias por el ser humano, pero deberemos tener cuidado con que el ser humano no adopte los malos hábitos de dios, a saber, que se encuentre por encima de los hombres y las mujeres y que trate de fulminarnos con el fin de castigarnos, y todo porque un día podríamos ponernos en contra de él. Sustituir a los amigos imaginarios con superpoderes por hombres que creen que tan solo soy un insecto, no mola. Ese es el problema, si un hombre cree que soy un insecto lo más probable es que un día trate de pisarme. Así pues, tan solo se puede sustituir a los amigos imaginarios por amigos de verdad, sólo se puede sustituir a dios por la amistad, cualquier otra solución que no pase por la amistad nos llevaría a un lugar farragoso lleno de peligros. Huelga decir que un enemigo es un enemigo y que la amistad tiene algo de reciproco. Si ustedes observan la evolución de su piel, se darán cuenta que ser amigo de un enemigo suele tener consecuencias nefastas para el cutis. 



 
Free counter and web stats