jueves, 2 de julio de 2015

Conversaciones con una señora de 109 años sobre la Ley Mierdaza

"El poder surge allí donde las personas se juntan y actúan concertadamente.El poder nunca es propiedad de un individuo; pertenece a un grupo y sigue existiendo mientras el grupo permanezca unido. Deriva su legitimidad en la reunión inicial,  más que de cualquier acción que pueda seguir a esta"- Me dijo la señora.


Conversaciones con una señora de 109 años sobre la Ley Mierdaza


Hablando con una señora del barrio, que por cierto, tiene 109 años,  me ha dicho que "La aprobación de la Ley Mierdaza, prueba, que sin el grupo que crea el poder,  este desaparece. En otras palabras, sin "populo" no hay "potestas". Me encantan las viejecitas, nunca me entero de lo que me hablan.

"Joven"- Me ha dicho. "Lo que da poder es la gente, pero las gentes que apoyan a los que están en el poder, se están muriendo..." ¿Se mueren?- pregunto. "Sí, se mueren. Al disolverse, también se disuelve el poder" -Asegura la viejita. ¿Podríamos seguir conversando de otra manera, cómo si fuese una entrevista o una obra de teatro mental? - La interrogo. "Lo importante es la acción y la pluralidad, no tanto el formato de esta conversación" -  Asevera la señora centenaria.

Señora de 109 años: Aquí entra en juego la Ley Mierdaza, joven, esto es, la violencia...

Dominguet: ¿Ah, sí..?

Señora de 109 años: El dominio de la violencia entra en juego donde se está perdiendo poder...

Dominguet: Usted dice que al ser menos poderosos porque han perdido apoyos, y simultáneamente, al hacer aparición una población emponderada... Podrían recurrir a la antigua estrategia de utilizar de la violencia para acabar con el poder de la gente emponderada...

Señora de 109 años: Remplazar el poder por la violencia de la "Ley Mierdaza" puede significa la victoria en cuanto a un descenso del uso de la palabra y del cuerpo como parte de la acción política, pero el precio resulta muy elevado, porque no solo lo pagan los vencidos, también lo pagan los vencedores en términos de su propio poder.

Dominguet: Muy interesante... ¿Algo más?

Señora de 109 años: Aún hay más. La extrema forma de poder es la de Todos contra Uno, la extrema forma de violencia es la de Uno contra Todos. Y esta última nunca es posible sin instrumentos. Por ejemplo; la Ley Mierdaza, o la tortura, o la desaparición de personas... La violencia siempre puede destruir al poder; del cañón de un arma brotan órdenes instantáneas y obediencia. Lo que nunca podrá brotar de ahí, es poder.

Dominguet: Entonces si nos impiden hablar, intercambiar subjetividades, participar... Nos están empujando a votar, a apartarlos mediante el voto....

Señora de 109 años: Depende. Imagino que el siguiente golpe de la extrema derecha será una reforma electoral regresiva.

(Tengo algunas respuestas más de la señora, pero la cinta magnetofónica se me atascó. Intentaré incorporarlas durante los próximos días a la entrevista, en cuanto pase la plancha)


 
Free counter and web stats