domingo, 20 de noviembre de 2011

Cómo curar a una sociedad enferma

Dominguet y unos colegas anarquistas y comunistas de compras y ataviados con un mono antibacteriológico para evitar cualquier tipo de contagío

¡Más divertido que el materialismo dialéctico!

Dominguet cree que se podría mediante la observación empírica establecer un cuadro de la sociedad como si fuera un ser vivo. Evidentemente el tratamiento de las enfermedades sociales mediante medicina alopática solo crearía grandes problemas técnicos. Quizá sea mejor recurrir a la Medicina Tradicional China

Si la sociedad se encuentra enferma será porque se ha roto el equilibrio. Así que habrá que reconocer cuales son las partes inn y yang de la sociedad, descubir mediante el empirismo que elementos intervienen en ella, y como se afectan unos a otros y cuales son sus características. Un ejemplo práctico; si existe un exceso jerarquías, acumulación de la propiedad privada, y un edema de egoismo general está bloqueando el Qi social y deseequilibrando la sociedad,  habría que actuar sobre otros elementos, tonificándolos o dispersándolos. Todavía es pronto para establecer un tratamiento eficaz hasta que no conozcamos el Tao de la sociedad, sus puntos energéticos y sus meridianos, si es que existen, y en que puntos concretos habría que echar gasolina si lo que queremos es aplicar una moxa ardiente para que actúe en el cuerpo social para  recuperar el equilibrio. Entendemos que para estos nuevos estudios de medicina social se encuentren plenamente desarrollados necesitaremos algunos años de observación. Dominguet no tiene tiempo ni los conocimientos adecuados para realizar este trabajo ingente que habría que hacer ya,  en menos tiempo que los dos mil años que llevó a los chinos desarrollar su medicina dinámica.

 
Free counter and web stats