viernes, 4 de noviembre de 2011

Propuesta de reducción de gasto mediante la hibernación

El sueño colectivo permitirá un descanso a escala planetaria

Hibernación

Proponemos la hibernación como método de contención del gasto, como sistema eficaz de ahorro y como mecanismo de acción contra el despilfarro. Creemos que si los siete millones de mandrileños permanecieran dormidos alrededor de cuatro meses al año, de noviembre a marzo, podría incluso llegar a haber futuro.

Siete mil millones de mandrileños se acurrucarán bajo su manta de hojarasca seca y cerrarán los ojos.  Y ocurrirá que la actividad financiera y productiva se frenará en seco. Bien arropados mediante edredones los mandrileños abandonarán el uso de calefacción durante el periodo de hibernación. Las tensiones políticas, los deshaucios, la destrucción de los mares y el paisaje, el expolio del petroleo, la explotación del hombre por el hombre se paralizarán. Durante estos cuatro meses decenas de miles de millones de terneras, corderos y pollos dejarán de ser sacrificados en masa en su particular holocausto sin fin, y los coches y los aviones quedarán aparcados. El silencio volverá a las calles de Mandril. Aún así, es probable que los mandrileños a veces despierten, para acurrucarse de nuevo bajo su lecho de hojarasca y continuar ensoñando con sus amadas


 
Free counter and web stats