viernes, 15 de marzo de 2013

Llegada a la ciudad de las cucarachas

Entrevista con una cucacracha

He llegado a la ciudad de las cucarachas. Un pequeño submundo a las afueras de la ciudad y destino turístico actual.

A la entrada de la ciudad un cartel nos avisa: "Prohibido hacer fotografías". Así que llevo conmigo un pequeño cuaderno de viaje y un lápiz.  Este es el primer dibujo:

Dibujo tomado de un mandrileño junto a una cucaracha. Observe que las cucarachas ya miden más de 1,20m, son bípedas, y han sustituido las antenas por unas curiosas cosas que flamean sobre sus cabezas

Me pregunto cómo estos insectos han dado este salto evolutivo y se han independizado del hombre, yéndose a vivir a una ciudad gobernada exclusivamente por cucarachas.  Así que en cuanto he llegado a la ciudad de las cucarachas he tomado notas, incluso he realizado una entrevista a una cucaracha que pasaba por aquí, y que os ofrezco a continuación:

Dominguet: Me parece sorprendente que hayáis fundado una ciudad bastante chula, sin coches, con vuestra propia arquitectura, vuestras plazas y fuentes públicas

Cucaracha: El proceso fue imparable. En cuanto una cucaracha entró en acción era difícil predecir donde se acabaría.  En estos miles de años nos hemos puesto en pie, hemos crecido, y siempre llevamos un libro de poesía en el bolsillo. Y todavía no hemos acabado.

Dominguet: ¡Y también hablais!

Cucaracha: Es que la palabra es fundamental. Al principio solo emitíamos algo parecido a breves chillidos muy agudos y molestos cuando el ser humano nos pisaba. Después comenzamos a hablar, y hablamos mucho

Dominguet: Si, eso parece. Vengo observando que la palabra y el discurso es la parte principal de vuestra existencia

Cucaracha: Es que somos palabras. Hablamos a todas horas. En cuanto hablamos nos mostramos cual somos. Mediante la palabra nos exponemos y hacemos aparición en la vida pública. Es decir; nosotras no hablamos solas. Hablamos con otras. 

Dominguet: Ya me lo explicarás más adelante, porque no me he enterado de nada. 

Cucaracha: Te lo resumo; mediante el discurso, las cucarachas mostramos quieres somos, revelamos activamente nuestra única y personal identidad, y hacemos aparición en el mundo

Dominguet: Ah

Cucaracha: Atrás quedó el tiempo de vivir a oscuras, a escondidas...

Dominguet: Era lo mejor que podías hacer

Cucarachas: Las fumigaciones de los exterminadores mataron a muchas

Dominguet: ¡Y ahora teneis vuestras propias ciudades!

Cucaracha: Después de hablar y leer mucho, y de exponernos a la luz y a los hombres

Dominguet se abraza a la cucaracha y se despide. Después da un pequeño paseo por la ciudad. No hay negocios, la verdad, tan solo unas tiendas con unos enormes letreros a la puerta en los que pone "La tienda del porvenir"








 
Free counter and web stats