jueves, 13 de febrero de 2014

La invención de los cigarros sintientes

Prototipo de cigarrillo sintiente

Cigarros sintientes


Ya existe la tecnología. Podemos construir cigarrillos con ojos, cubiertos de piel en vez de papel. Cigarrillos vivientes, parlantes, sintientes, que griten de dolor cuando los enciendes.

Ustedes se preguntarán para qué sirve un cigarro sintiente, para qué sirve dotar a los objetos de vida y sentimientos, pero esa no es la pregunta. La cuestión es saber el por qué de ese empeño en convertir a los seres humanos en objetos. La paradoja es la siguiente, nos esforzamos en que los objetos un día abran los ojos, que nos amen, y simultaneame tratamos a los que amamos como cosas. Quizá haya un lugar intermedio, un lugar en el que los objetos y los seres vivientes ya no se reconozcan, no sé si eso será el futuro ni si molará. En ese lugar las cosas serán seres, y los seres, cosas.

 
Free counter and web stats