miércoles, 21 de septiembre de 2011

Economía, salud y estadística para principiantes

Cómo reducir el porcentaje de enfermedades asociadas a la vejez

El economista Santiago Niño Becerra al explicar que la sanidad pública era insostenible por su hipertecnologización ponía el siguiente ejemplo "Antes cuando ibamos al médico porque nos dolía un dedo, este nos lo miraba y decía "Usted Tiene un hematoma" y nos daba una aspirina y una pomada. Ahora cuando vamos al médico porque nos duele un dedo, nos hacen doscientas mil radiografías y cien mil TAC, para al final decirnos "Usted tiene un hematoma" y darnos una aspirina y una pomada"

Cuando el público de un programa televisivo dijo "¡Si!" entusiasta a la pregunta de si se debía dejar morir a un hombre por no tener recursos, lo que nos encontramos en realidad es con el primer síntoma de una próxima mejora de las estadísticas.


(Si le han implantado lupas en los ojos podrá leer un trocito de artículo. Si no, lo podrá encontrar completo en las páginas salmón de El Pais del domingo 18 de septiembre 2011, "Libres para morir" de Paul Krugman)

Podemos asegurar sin riesgo a equivocarnos que hoy se inicia un giro copernicano en cuanto a la aparición de enfermedades asociadas a la vejez, gracias entre otras a la reducción de la esperanza de vida. Es decir,  el combate sin esfuerzo y sin gasto de toda enfermedad degenerativa asociada a la edad ha empezado. Los ingresos hospitalarios en medicina interna se irán reduciendo, las fracturas por osteoporosis se verán frenadas, las demecias y el alzeheimer se verán radicalmente disminuidas. En tiempos de cambios sistémicos la cifra de suicidas se dispara.


(Curva a boli que demuestra un descenso de casos de demencias entre los más feos a partir de los próximos años. Tenemos otra curva también dibujada a boli donde se aprecia un subidón en el número de suicidios)

Todas estas personas encaminadas a la Nada permitirán futuros éxitos estadísticos y estéticos. No olvidemos que la estética se encuentra estrechamente relacionada con la estadística, ya que el primer sector poblacional que llegará a la nada será el más feo y el más desdentado. Así podemos afirmar que entre aquellos con menores recursos, cualificación o curriculum, o simplemente más feos, el número de enfermedades degenerativas que aparecerán a partir de los 70 años se irá reduciendo a medida que el cambio sistémico se vaya profundizando y se vayan cerrando servicios de sanitarios




 
Free counter and web stats