viernes, 2 de septiembre de 2011

Dominguet en el Congreso de los diputados

Los padres de la nueva Constitución


¡Problemas a la hora de aprobar la reforma de la Constitución!

Dominguet se ha acercado al Congreso de los Diputados, pero cuando quedaba todavía un kilómetro para llegar le han cortado el paso. Por suerte tenía un bigote en el bolsillo, se lo ha puesto y ha accedido al congreso

Gracias a su bigotillo Dominguet se ha sentado en uno de los múltiples escaños vacios del parlamento y se ha abandonado a la primera palabra que le ha llegado a la mente "Interpelar", "Interpelar, ¡qué divertido!" Se ha dicho- Y ha comenzado a reirse solo. Mientras tanto el debate continúa y Micky Mouse se encuentra en la tribuna de oradores dando la chapa

Micky Mouse: Y porqué es absolutamente necesario para calmar a los mercados es imprescindible reformar la Constitución...jijijiji

Dominguet levanta la mano. El presidente de la cámara entrega la palabra a Dominguet por equivocación a condición eso si, que se produzcca un careo entre Micky y Dominguet. En realidad Dominguet no estaba levantando la mano, si hubiera levantado la mano para pedir la palabra se hubiera quedado con la mente en blanco. Creemos que tan solo estaba señalando el techo, mirando las balas incrustadas tras el asalto del 23-F.

Dominguet:  (Improvisando y visiblemente incómodo) ¿Es a mi?

Presidente del Congreso: Si, y solo le quedan 59 segundos

Dominguet: (Improvisando y visiblemente incómodo) Ah...¿y cuando los mercados se van a encontrar tranquilos? Lo comento porque si no se calman con esta medida, qué otras habrá que tomar...¿No podría producirse una concatenación de medidas siempre urgentes hasta llegar a la reducción hasta el absurdo?.

Micky: ¡Claro tio! Jijijiji, ¡De eso se trata! Veo que vas pillando el rollo y el fondo del asunto

Dominguet: ¿Y no podrían, por ejemplo, regularse los mercados?

Micky: Eso ya no está de moda tronco, jijijijiji

Dominguet: ¿Y no podría, por ejemplo, cerrarse la bolsa?

Micky: Eso ya me hace menos gracia

Dominguet: ¿Y no se podría detener a los especuladores y encerrarlos en unas nuevas cárceles del pueblo?

Micky: ¿No serás de ETA?

Dominguet: ¿Y no podrían, por ejemplo, subirse los impuestos directos?

Micky: ¿No serás comunista?

Dominguet: ¿Y no se podría, por ejemplo, crear una banca pública gestionada por los ciudadanos?

Micky: ¡Ni hablar!

Dominguet: ¿Y no se podría, por ejemplo, establecer unos beneficios e ingresos máximos?

Micky: (Haciendo gestos de alarma) ¡Seguridad por favor

En ese momento aparecen unos maderos que se llevan a Dominguet en volandas

Dominguet: (Mientras lo sacan del hemiciclo) ¿Y no se podría, por ejemplo, frenar y eliminar de alguna manera la usura?

Dominguet ha desaparecido del hemiciclo. Su vocecilla se escucha a lo lejos, muy a lo lejos...

Dominguet: ( Apenas perceptible ) ....Y no podría iniciarse un proceso de decrecimiento consensuado y debatido por los ciudadanos, repartir el poder a las personas, y poner fuentes públicas en las calles antes de que el mundo estalle,  reformar la constitución para incluir entre los derechos fundamentales el derecho al amor y a la felicidad. ¿No podría fundarse una Constitución mucho más divertida y ir eliminando progresivamente el código penal? ¿No se podrían poner pegas a la conversión en zombi o autómata?...

Cae el telón. La voz de Dominguet se extingue. Ya no puede oirse. Solo podemos escuchar la sirena de una ambulancia que se aproxima al Congreso. Todo permanece a oscuras.












 
Free counter and web stats