jueves, 15 de septiembre de 2011

Nuevos productos para comunicación de masas



Propuesta de Cubofone, con la diferencia que cada celda puede contener a un interlocutor donde entregarle miguitas de pan

Más allá del cubofone

El teléfono móvil no será reemplazado por un chip insertado bajo la axila o bajo el cerebro, ni por una telecalcamonía impresa en la piel, sino por un aparatito parecido al cubo de Rubik

Las dimensiones de este cubo de Rubik serán las óptimas para que pueda ser transportado con facilidad en el bolsillo. Las 26 celdas que contiene el cubo hacen de escenario, permitiendo cada una de ellas entrar en contacto con nuestros interlocutores.  Lo que hace atractivo el cubo respecto a internet o el teléfono móvil  no es tanto entrar en comunicación, sino la posibilidad  poseer a sus interlocutores. Bajo el principio de que todo está conectado con todo, usted podrá tener en su bolsillo a:

{8! \cdot 12! \cdot 3^7 \cdot 2^{11}} \over 2 = 43.252.003.274.489.856.000  amiguitos


El cubo será parte de usted, una prolongación de su cuerpo, su pérdida supondrá sequedad de la piel, eczemas, perdida de pelo, aislamiento y finalmente la muerte. Lo maravilloso de  mantener a 26 personajes encerrados en las celditas del cubo, no es solo que usted pueda hablar con ellos todo lo que deseé gracias a una económica tarifa plana; lo interesante de este aparatito es que lo que acontece a un personaje de su cubo, le ocurre al individuo con el que se encuentra usted interactuanto. Esto llevará a que la humanidad entre en un periodo de responsabilidad, por llamarlo de alguna manera, jamás visto, porque de la misma manera que usted puede hacer cosquillas a su personaje del cubo, también podría pincharle con un alfiler, con consecuencias desastrosas para un amiguito suyo en la otra parte de Mandril. Si alguien le quitara su cubo o se lo cambiara por un libro o una azada, sus millones de amigos no le echarían del todo en falta, pero usted se encontraría muy solo.

 
Free counter and web stats