miércoles, 2 de enero de 2013

La extraña guerra del hombre contra los pájaros

Yo creo que los pájaros y la humanidad podrán coexistir pacificamente algún día.  Es una cuestión de voluntad política

La extraña guerra del hombre contra el pájaro

La guerra del hombre contra los pájaros es muy extraña. La humanidad dice que ama a los pájaros, pero en navidades se asesinan millones de pavos simultáneamente en todo el mundo.

Hay una cierta fascinación del hombre hacia el pájaro. Ellos vuelan. El hombre simplemente cae al vacío. Los pájaros cantan y el hombre se los come fritos o asados. Como nos gustan los pájaros  los encerramos en jaulas, pero solo a aquellos que tienen plumas de colores. A los otros, a los más gordos, se les envía a verdaderos campos de concentración donde se les arranca las plumas y las cabezas. 

Me hace gracia que la gente se pregunte por qué los pájaros salen volando en cuanto nos aproximamos a ellos ¿Qué podían hacer?  Hasta el momento la guerra de los hombres contra los pájaros transcurre de la siguiente manera; nosotros corremos tras ellos y los pájaros salen volando. En esta guerra, hasta ahora, siempre ha perdido el pájaro, pero el proceso evolutivo todavía sigue en marcha, e imagino que en el futuro los pájaros habrán conseguido desarrollar algún mecanismo que los proteja del  hombre.  Lo que ocurrirá será terrible; el día en el que por fin atrapemos un gorrión con nuestros cazamariposas y lo mantengamos entre nuestras manos, nos será imposible sentir los latidos de su corazón. Y no es que no tengan corazón los pájaros en el futuro, simplemente habrán construido una coraza de espinas que les proteja de los hombres, y nunca más podremos acariciarlos 


 
Free counter and web stats