lunes, 4 de febrero de 2013

Certificados para hombres libres

Lo que no puede ser es que si los hombres y mujeres libres se reúnen, como propongo, para comer juntos en la plaza pública, haya alguien sin carnet, que deba llevarles la comida. Los hombres libres deben hacerse su propia comida, aunque les haga un poco menos libres. En cualquier caso, todo esto se encuentra en proceso. El debate está abierto.


Apuntes para un carnet de hombre libre

Ocurra lo que ocurra en Mandril, se venga abajo o no, es muy importante tener algún documento que nos certifique que somos libres.

Este certificado garantizará un mínimo de condiciones, que una vez cumplidas, nos permitirán ser hombres y mujeres libres. Me pregunto todas las mañanas cual podría ser ese básico mínimo para obtener el certificado de hombre libre. Estas son algunas de las cosas que he pensado:

- Un requisito básico para ser libre es tener tiempo libre.  Ahora bien, debemos establecer entre todos un mínimo de horas libres y autodisponibles para que un hombre pueda obtener su certificado de hombre libre. Y cuando hablo de tiempo libre me refiero a horas que no quedan enmarcadas dentro del trabajo asalariado, ni en la familia, ni de las labores cotidianas. Uno podría creer que un desempleado podría encontrarse en ventaja para poder obtener el certificado de hombre libre. Podría ser. Lamentablemente, los desempleados se encuentran cercados por la necesidad, que es el mayor enemigo de los hombres libres. 

- Para ser un hombre o mujer libre hay que participar en la vida pública, en asambleas, asociaciones de vecinos, implicarse en la vida social, manifas, transformar el barrio. Quizá suene muy burocrático, pero necesitamos una validación de las horas en las que uno se implica en la realidad colectiva, y cuantas serían estas horas y la calidad de uso de las mismas. Por ejemplo, ¿vale con acudir tan solo a las asambleas, o es necesario participar en ellas activamente, hablar en público, proponer ejes de acción y llevarlos a cabo?

- Para ser un hombre libre y tener un carnet que lo certifique, necesitamos hombres y mujeres libres de toda dependencia. Uno no puede ser libre y estar pensando todo el rato en comer bollos. No digo que los hombres libres no puedan comer bollos o inyectarse heroina cuando les plazca, lo que digo es que los bollos y la heroina no pueden condicionar la acción del hombre y mujer libre.

- Hay que estar descansado. Para ser libre hay que pensar con fluidez. Un exceso de trabajo, demasiada drogaina, poco sueño, nos embota el cerebro, y con un cerebro embotado no podemos reflexionar bien. El cansancio nos vuelve irascibles, y nos hace faltar a las asambleas. Para ser libre hay que dormir por lo menos ocho horas diarias, y una siesta de media hora al día

Hay que ampliar los requisitos para poder obtener el carnet de hombre libre ¿Qué se creían ustedes, qué ser  libre era tan fácil? Pero no puedo proponer más condiciones de libertad ahora, entre otras cosas porque me tengo que ir al trabajo, y a la vuelta del curre, llegaré tarde y agotado y es bastante dudoso que continúe. Sé lo que digo cuando hablo de necesidad de libertad. En cualquier caso, y para completar más tarde este artículo, obtener el carnet de hombre libre no debería permitir ninguna ventaja sobre el resto de ciudadanos. Exclusivamente permitiría obtener un estatus moral, pero ninguna ventaja económica ni material. Eso si, los hombres libres deberían comer o cenar juntos.


 Palabras claves para  ampliar este texto: "inmortalidad/efímero" "acción en la sociedad de consumo" "desgaste" "amor" "plantación de árboles" "necesidad" "labor"
 
Free counter and web stats