sábado, 28 de septiembre de 2013

¡Los indigentes salvarán Mandril!

Uno de los vehículos para homeless que potenciará el gobierno en la primavera del 2020

¡Los indigentes salvarán Mandril!


En Mandril los indigentes han prometido salvar a la ciudad. Este es su programa. El gobierno anuncia que levantará una estatua al mendigo desconocido.

El indigente es el mandrileño que más impuestos paga en relación a sus ingresos. El gobierno, sensibilizado con el problema de la exclusión social, ha decidido transformar a cada indigente en un emprendedor. Detrás de cada carrito de supermercado repleto de cartón, cables y chatarra, hay un potencial hombre de negocios. Transformar a cada indigente en empresario o dicho de otra manera, mercantilizar la miseria.  En los años 80´del siglo pasado Krzysztof Wodiczko, presentó su Homeless Vehicles Projet. Tanto el ayuntamiento de Mandril como el gobierno, han decidido mejorarlo y hacerlo suyo.Dejamos un plano para quién desee consultarlo:

Plano para construir uno mismo su propio vehículo para homeless

"Los mendigos salvarán Mandril" , justo ahora, cuando la indigencia se multiplicará en los próximos años. El nuevo indigente, será un factor de creación de riqueza. Se le entregará un vehículo para homeless, y se retirarán todas las ayudas que existían para tratar de soslayar la miseria. Ya no serán precisos albergues de beneficencia, todos los sin techo dispondrán de su propio vehículo para pobres y podrán dormir en su interior. Con un diseño mucho más chulo, más a tono con una ciudad moderna, el indigente podrá empujarlo por la ciudad y guardar en su interior sus trastos y cachivaches para vender al peso, contendrá un receptáculo para pernoctar, y una placa solar mediante la cual será energéticamente autosuficiente. Al principio se estudió que con la entrega del vehículo se les regalaría dos uniformes, con que podrían pedir, limpiar los parabrisas de los automóviles, recoger botes de refrescos vacíos de las papeleras  y llevarlos a los dispensarios para intercambiarlos por una monedita, pero finalmente la idea del uniforme se desechó después de que un técnico del gobierno encontrara en un texto de Hannan Arendt la siguiente cita:  

"Una anécdota de la Roma imperial, relatada por Séneca, nos ilustra de lo peligroso que se consideraba la mera aparición en público. En ese tiempo se propuso ante el senado que los esclavos vistieran de la misma forma en público, con el fin de diferenciarlos inmediatamente de los ciudadanos libres. La propuesta fue rechazada por creerla demasiado peligrosa, ya que los esclavos podrían reconocerse y comprender su potencial poder. Lo que el instinto político de los romanos juzgaba como peligroso era la aparición como tal, independientemente del número de personas involucradas"

Sea como fuere, el número de vehículos para indigentes sigue creciendo, reemplazando a la industria del automóvil, al mismo tiempo que las ayudas contra la exclusión continúan descendiendo. Allá van los mandrileños con sus carritos modernos atravesando la ciudad, sonrientes, fumando colillas encontradas en las papeleras, riendo a carcajadas, dejándose fotografiar por el turista. Allá van los indigentes, atravesando la ciudad con sus vehículos modernos. La gente les saluda, y el presidente sale al balcón y les lanza un beso. Allá van, ellos son el futuro


 
Free counter and web stats