jueves, 26 de septiembre de 2013

Una reunión donde se hablaba de los muertos

Reunión sobre el asunto de los muertos

Hemos ocultado el rostro de los actores con el fin de preservar su intimidad


Aparece el cuerpo muerto de un hombre en las calles de Mandril y nadie quiere hacerse cargo de él. En fin, ya no sirve para nada. Llevan el cadáver de un lado a otro de la ciudad, de oficina en oficina, de dependencia municipal en dependencia municipal, pero nadie sabe qué hacer.

Simultaneamente en otra parte de la ciudad alguien hace números. Mientras se reduce el presupuesto a la mitad para entierros de beneficencia se cuadriplica el número de muertos sin un nicho alquilado. Un comité de técnicos se reúne para dar solución al problema de los muertos. Esta nueva situación exige novedosas y atrevidas propuestas. A un técnico se le ocurre la asombrosa idea de enterrar varios muertos en el mismo nicho, total, han vivido siempre en condiciones infrahumanas. Otro dice que es el momento de comprar un triturador de basuras, que no es el momento de andarse con remilgos, justo ahora, cuando antes han sido tratados como basura mientras estaban vivos. Otro dice que podrían usarse sus restos como compost, para rentabilizar el gasto, pero alguien desecha la idea dado el mal estado en el que se encuentran los cuerpos. Alguien hace un chiste, todos se ríen. Posponen la reunión para al día siguiente, pero acaba suspendiéndose, pues han surgido otros asuntos novedosos e imprevistos. 


 
Free counter and web stats