lunes, 19 de diciembre de 2011

Ser autótrofo en el siglo XXI

Dominguet con un hombrecito-tubérculo. Aunque el apuesta más por una humanidad autótrofa, pero capaz de desplazarse

¡Hacia el autotrofismo!

Tras la revolución de 2022 llegará a Mandril la primera mujer autótrofa. Dominguet se enamorará de ella

Observen la Tierra. Un organismo que se autorregula. Que nosotros sepamos no se devora a sí misma, ni devora otros planetas o asteroides para seguir existiendo. Observen con lupa los organismos que viven en la Tierra; se devoran entre ellos para conseguir la energía necesaria para su supervivencia. Dominguet es uno de estos organismos; para llegar a sus 43 años ha tenido que dejar cientos de miles de cadáveres a su paso. No era nada personal, tan solo tenía apetito. Por suerte todo esto cambiará tras la revolución de 2022, pues llegará la primera mujer autótrofa a Mandril y Dominguet se enamorará de ella. Cuando duerman juntos en la noche, dejarán la luz encendida y Dominguet exalará dióxido de carbono y ella oxígeno, y sus besos sabrán a clorofila . Aunque Dominguet tenga para entonces 53 años querrá tener descendencia con esta mujer que tan solo necesitará luz, agua y nitrogeno para cambiar el mundo. Este nuevo linaje de seres autótrofos traerá la paz definitiva entre los seres humanos, seres humanos con flores y pájaros en la cabeza


 
Free counter and web stats