viernes, 24 de febrero de 2012

Corazón artificial como metáfora

Corazón perfecto para nuestro viaje a Marte

Viaje a la Tierra

Horas después de que se hiciera público que el corazón artificial era un éxito, encontraron a su portador muerto en casa

El camino para viajar a Marte es arduo y difícil. Mediante la última esperanza, se presentan nuevos artefactos como el árbol de goma que jamás se seca o el  microtrabajador sin tiempo para amar. Ambos encajan perfectamente en la futura vida en Marte. Lejos de ser imágenes aterradoras, si las circunstancias son idoneas, habrá colas en los viveros para comprar un árbol de goma que jamás se seca, o aglomeraciones ante las oficinas para ser un microtrabajador sin tiempo para amar. Este periódico sostiene que esta imagen es ya una realidad, que el impulso de viajar a Marte pronto se habrá adueñado de nuestras conciencias, que si el viaje a Marte técnicamente todavía no es posible, da igual, pues se tratará por todos los medios de convertir Mandril en Marte. Este periódico también sostiene que jamás podrán tapar nuestras bocas, que la única manera de tapar nuestras bocas será mediante besos. Esta es en realidad nuestra última esperanza.

Para nuestro viaje en la Tierra
 
Free counter and web stats