jueves, 3 de marzo de 2011

Declaraciones de Dominguet como poeta francés y periodista de los desastres cotidianos


Instantanea de Albertí, a los 97 años de edad, aquejado del mismo mal que Dominguet

"Este periódico me está quitando la vida"

Dominguet no podía sospechar que ser poeta francés molaría tanto. Cuando apareció en su trabajo de friegaplatos, entre epsilones, con su camiseta a rayas, reducida, y su pipa, diciendo cosas ininteligibles, la incomprensión fué absoluta

Hablar francés sin saber francés es muy fácil, pero la incomprensión es mayúscula. Dominguet quisiera prometer desde aquí algunas cosas: nunca más renunciará a su singular condición de poeta francés, quizá, a lo sumo, queme algunos de sus poemas si es que a alguién le pueden llegar a molestar, siempre y cuando ese alguién no esté ni un milímetro por encima de dominguet ni de nadie. Al mismo tiempo continuará como cronista de los desastres cotidianos en ¡Terrible!, pero tiene que reconocer, que lo que empezó como un periodiquito que le salvaría la memoria, le está quitando la vida. Tampoco es tan grave, la verdad, hay miles de epsilones que podrían sustituirle en cualquier momento. Solo un problema técnico; Dominguet como Alberti sufrían del mismo mal: no van a morir nunca



 
Free counter and web stats