jueves, 24 de marzo de 2011

¡Todo es posible!


Plantando un trocito de futuro viable

¡Todo es posible!

En un Mandril en derrota absoluta hay que volver a decirlo de nuevo: ¡Todo es posible!

Es posible reconstruir Mandril y reconstruirse uno mismo. Negarlo es decir Si a las fuerzas del mercado y a las fuerzas de la ingeniería genética y a la supuesta marca indeleble que nos
condiciona para siempre emocionalmente a través sistema límbico. En un librito que Dominguet se está leyendo dice: "Los individuos que tienen un sentido crítico despierto les protege de la histeria colectiva. El valor de uso de la razón es la última esperanza para la conservación de todas las especies" La superación de todas las mezquindades cotidianas y del aislamiento, la mejora de la autoestima colectiva e individual, la creación de redes de afinidades, nos permitirá sobrevivir al colapso de Mandril. En realidad, estamos de enhorabuena, pués nunca tantas alternativas dispares y viables se nos han ofrecido. La poesía y la inteligencia nos están esperando.

 
Free counter and web stats