sábado, 12 de marzo de 2011

Expropiación de todas las azoteas de Mandril


Mandril será la puerta del futuro

Propuesta pragmática para un Mandril más saludable

Primero se expropiarán todas las azoteas del Gran Mandril, y después pasarán a manos del común, el acceso será libre y libre, y una inmensa superficie de usos múltiples se extenderá sobre nuestras cabezas

La expropiación y el paso a propiedad comunal de todas las azoteas de la ciudad se acompañará de la construcción de pasarelas, puentes y lianas que unan, en una enorme malla, cada uno de los edificios de la ciudad. Como resultado, un mandrileño podrá recorrer de punta a punta la ciudad sin tocar la superficie. De esta manera se liberán cientos de miles de hectareas para uso y disfrute de la ciudadanía, recuperando la permacultura, el paseo sin mercantilizar, la habilitación de casitas de madera como centros de reunión y vivienda, y el trasporte bicicletero de altura (suspendiéndose sine die el traslado a motor por las azoteas). Se extenderán mesas por doquier para comidas confraternizantes, y acordeonistas y trikitixeros se entregarán a los comensales. Todo el espacio estará abierto a todos, y la creatividad sin fin se extenderá por los tejados mandrileños

 
Free counter and web stats