martes, 9 de agosto de 2011

Los problemas de la materialización

 Tras conseguir materializar a Dios, salió esto de entre las brumas del laboratorio

Construyendo una máquina para materializar y otra para desmaterializar

La maquinaria tecnológica del futuro será asombrosa pero defectuosa. He aquí algunos pequeños ejemplos:

En el futuro materializaremos cuantos personajes imaginarios deseemos, por ejemplo, podremos materializar a uno de esos personajes de los tebeos de superheroes, pero muy probablemente aparecera un señor bajito con bigote que apenas podrá dar unos pequeños saltitos. Materializar a los personajes imaginarios es posible, pero como la técnica no está lo suficientemente desarrollada, suele parecer alguién, que la verdad, sería mejor que permaneciese encerrado para siempre en el mundo de la imaginación. Aunque gritará mil veces "¡Sacadme de aquí!" no deberiamos tener compasión alguna, a lo sumo sacarle una vez cada quince días para darle de comer lechuga. A veces ocurre el fenómeno inverso; nos gustaría convertir a alguien real, por ejemplo a Rajoy, en un personaje imaginario, una especie de sueño, que olvidaramos rapidamente


 
Free counter and web stats