domingo, 28 de agosto de 2011

Primer encargo de un trabajo para Dominguet

Dominguet en una fotografía en el futuro, atado y amordazado, por practicar el intrusismo profesional

Intrusismo y arrancar uñas

Parece que después de estar varios años siendo corresponsal en Mandril y contando a tiempo real lo que sucede en el mundo, Dominguet ha conseguido un encargo: un pequeño trabajo renumerado

Dominguet recibirá dinero por ello. Es cierto que si hasta hoy mismo Dominguet trataba dentro de sus luces y sus fuerzas de escribir la crónica sobre la desintegración del mundo, ahora se encargará de tergiversarlo todo, exactamente como hace un periodista profesional. Lamentablemente Dominguet no puede ejercer de periodista, solo puede ejercer de humorista, porque si hiciera de periodista estaría practicando el intrusismo profesional. De momento puede ser humorista hasta que llegue el día que el Ministerio de Educación presente su nuevo programa de estudios universitarios de payaso. Para ese día Dominguet ya no podrá hacerse el graciosillo, hacerlo le haría resbalar por la pendiente del intrusismo profesional. Por suerte ha recibido un pequeño encargo y un paquete postal. El paquete contiene un espray y unas instrucciones: deber realizar pintadas por todo Mandril que digan "¡Viva el gobierno de los empresarios!", además tiene que arrancar carteles izquierdistas y ácratas de las paredes y  hacer chistes sobre migrantes. A su favor decir que Dominguet conservará sus principios libertarios y bicicleteros siempre en el corazón, aunque tendrá que sacarse el carnet de conducir para perseguir a partidarios de la democracia atlética y de La ETA moderna y sentimental y transportarlos en el maletero hacia Intxaurrondo o cerca de Alicante. Está haciendo su trabajo, si usted quiere hacerlo, estará cometiendo intrusismo profesional.

(Por cierto, hoy domingo mani en Atocha (Mandril) a las 18:00 horas.  Se trataría de exigir consulta popular, referendum, y debate público sobre esta reforma de la constitución).


 
Free counter and web stats