lunes, 26 de noviembre de 2012

Proyecto de propuesta a la ONU: Experimento planetario

¡Ay!  A pesar de lo atractiva de la propuesta, no sé, no sé, hay algo que me dice que no podría salir bien...Bueno será un problema técnico, con solución posible. Mejor que decidan los expertos de la ONU


Reparto del mundo por afinidades


El experimento planetario que propone este periódico es el de dividir el mundo en múltiples zonas clasificadas por afinidades, incorporándose cada cual a la que más le apetezca.

Lo primero es crear una lista de afinidades donde participen todas las personas del mundo. Podemos imaginarnos que tipo de lista podría surgir de esta encuesta planetaria. Aquí algunos ejemplos:

Afinidades por:

- Afines al automóvil
- Afines de la bicicleta
- Afines del catolicismo
- Afines del neoliberalismo
- Afines del asamblearismo
- Afines de la dictadura
- Afines al racismo
- Afines al decrecimiento
- Afines del petroleo
- Afines a la sociedad del consumo
- Afines al Estado
- Afines a la fiesta
- Afines al trabajo
- Afines a la igualdad
- Afines al bambú
-Afines al hormigón
(...)

La lista continúa, y cuando por fin se ha estabilizado, cada habitante de la Tierra elige la afinidad en la que próximo se encuentre.  Nos encontraremos que en algunos puntos de las afinidades hay varios cientos de  millones de personas y en otros unas pocas decenas. No hay problema. Se crearán los territorios proporcionalmente según  el número de personas afines. Persona por metro cuadrado. A partir de aquí emplearemos el azar para realizar el reparto planetario: se realizará un sorteo donde se ubicarán las personas afines. Unos grupos caerán en desiertos, y otros en zonas ricas en recursos.  Como cada cual ha elegido el lugar de mundo donde se encuentra afín, el ejército como herramienta para acabar con la contestación habrá dejado de tener sentido, así como el uso del ejército para medio como medio de liberación personas de otros paises por medio de la invasión habrá sido proscrito. Se entiende que si uno deja de sentir afinidad por un lugar y decide cambiar de espacio geográfico podrá hacerlo, así que esta vez, ya no habrá nada que liberar. Al cambiar de zona de afinidad uno podrá ser recibido con los brazos abiertos, por ejemplo,  alguien que ha dejado de sentir afinidad por un lugar afín al automóvil y decide ir a un lugar de afines a la bicicleta. O incluso podrían darse algunos casos absurdos y contradictorios. Por ejemplo, un hombre negro que prefiera vivir en un estado de supremacía blanca racista porque así su conciencia se lo indica, podrá hacerlo, no hay ningún problema, si decide irse a vivir allí es probable que en cuanto llegue sea esclavizado inmediatamente.

Estas nuevas zonas geográficas crearán alianzas entre ellas según su afinidad. Podremos encontrar que el territorio neoliberal, si es que existiera, creara alianzas con las zonas geográficas de afines al consumo enloquecido o del petroleo. Todo será posible. Esto no significa que sea el fin de las hambrunas y la miseria se haya resuelto, pero serán más llevaderas porque,en fin, será una elección personal. Señalar también, que en cada zona geográfica, la afinidad será el centro de la política social económica del pais, llevada hasta las últimas consecuencias. Por otra parte existen algunos problemas técnicos que no he podido resolver durante la inmediatez de la escritura de este artículo, como el caso de una región geográfica de afines a la colonización de la luna, poblada por diez mil personas, posiblemente científicos y locos, que reciban un día varios millones de personas de nuevos afines, antiguos neoliberales, que quieran reubicarse de lugar. Por suerte existen millones de expertos especializados en el tema, que podrían resolver estos problemas, aunque es probable que vivan en un pais de expertos, que seguramente se encuentre en una situación de declive irreversible, sin solución posible.




 
Free counter and web stats