martes, 30 de julio de 2013

Una mascota para ¡Terrible!

El nacimiento de una mascota

Bidendum, la máscota de Michelín, durante le proceso de entrada en razón

Este periódico estudia muy seriamente la posibilidad de crear una mascota. Un icono que no solo represente a este a este periódico, sino a todo un modelo de pensamiento, de acción, cultural, que llegará del futuro y que se encuentra actualmente en algún punto infinitesimal, abriendo los ojos y bostezando, en posición encefaloembrionaria, en algún lugar del gran Mandril.

En estos momentos está naciendo una mascota, un icono, una cosa blanda en algún lugar del gran Mandril, un logo. Pero no es una mascota cualquiera. Nuestra mascota deberá vivir en un mundo en declive y será amable, aunque lo que anuncie sea terrible. Yo había pensado que mi mascota aprendiera kárate y luchara a muerte contra Bidendum, la mascota de Michelín, por ejemplo, pero no creo que sea este el modelo que deba seguir mi mascota. No digo que la violencia no sea eficaz ni práctica, pero durante el largo declive y el derrumbe generalizado, el sufrimiento siempre lo ponen los de abajo. Se trata de cambiar por una vez, en el transcurso de unos acontecimientos que ya han comenzado, es decir, sin caer en la ingenuidad, orientarlos hacia la creación y lo democrático, en vez de hacia la destrucción y la guerra de los de abajo contra los de abajo.  Así que esta vez, mi mascota, que todavía no existe, entablará un diálogo con Bidendum, que abandonará la fábrica de neumáticos Michelín para automóviles, y lo que es mejor, se largará de la Bolsa de Mandril. A mi  me gustaría que continuara fabricando neumáticos de bicicletas en materiales biodegradables, y que en sus instalaciones no hubiera trabajadores, sino amantes de la bici, donde construyeran sus pasiones. Construir estos relatos es imprescindible para que el derrumbe no sea tan doloroso, para saber donde estamos y con quién estamos y para que el mundo que llegue tenga algo que ver con el futuro. Es en el presente, aquí precisamente, donde está naciendo el futuro a contracorriente. Debemos tener cuidado, todas las fuerzas se dirigen en su contra, un pequeño error de cálculo y podríamos llegar a un lugar horripilante, si es que existe.

 
 
Free counter and web stats