lunes, 20 de junio de 2011

Propuestas: ¿qué hacer con La Bolsa de Mandril?


 Pequeño documental sobre de La Bolsa de Mandril

¿Quemar La Bolsa de Mandril?

Dominguet se pregunta qué hacer con La Bolsa de Mandril, si es algo pasado de moda y por lo tanto suceptible a pasar por la maquinaria de la obsolescencia programada

¿Qué hacer con La bolsa?, ¿la ponemos fecha de caducidad?, ¿la construimos con aluminiosis?. Aunque Dominguet es un firme partidario de la clausura de La Bolsa se siente solo, ninguna organización izquierdista apoya sus tesis, y solo algún grupo terrorista ha atentado chapuceramente contra La Bolsa. Me explico; en vez de volarla por los aires, han puesto una bomba en el water o ametrallado a un pobre vigilante. Solo la derecha a través de algún economista de prestigio propuso el cierre temporal de La Bolsa en 2008 para salvarla de la caida en picao de los mercados financieros, y Dominguet se pregunta, si se puede cerrar temporalmente en caso de grave crisis, ¿no podría prorrogarse la clausura toda la vida? Ni siquiera la petición de Dominguet sobre el cierre definitivo de La Bolsa en el movimiento 15-M  se consideró, ¡si al menos se hubiera tomado a broma! Estar adelantado varios miles de años a su tiempo le impide ser tomado en serio. Si amigos y amigas;  hay algo mágico en La Bolsa, nadie habla sobre ella, no hay protestas a su puerta, ningún borracho hace pis en sus muros. Es significativo que a la llegada de la noche la plaza frente a La Bolsa de Mandril se convierte en lugar de encuentro de la prostitución masculina, y que esa misma plaza reciba el nombre de Plaza de la Lealtad. Dominguet cree que La Bolsa es irrecuperable, hay algo terrible que impregna sus paredes y que ni siquiera pueda reutilizarse como almacén de compost, abono y estiercol para cuando Mandril sea libre. La Bolsa no debe ser derribada, tan solo puede ser abandonada, como esas ciudades fantasma de Chernobil.



 
Free counter and web stats