jueves, 12 de agosto de 2010

Microtesis sobre un mundo en susurros


Un dia cualquiera en Mandril

Hablar bajito como acceso al mundo futuro

El mundo que propone Dominguet no es el de las casas cuyas puertas al cerrarlas de un portazo se derrumban sobre sus habitantes


La cuestión no es que los martillos neumáticos ardan al superar cierto umbral de ruido, ni que los automóviles exploten sin previo aviso, ni llevar a prisión a quién grita demasiado. El mundo silencioso que propone Dominguet no llegará con la represión. Todo golpe con la porra en la cabeza produce un chichón y un ¡ay! y ese ¡ay! molesta a Dominguet. Lo único que sabemos es que los murmullos volverán algún dia, y en las asambleas no se impondrá la tesis del que habla más alto. Sabemos además que todos hablarán con todos y que las gentes se aproximarán demasiado para decirse algo, y será difícil saber si se está susurrando o besando


1 comentario:

orola dijo...

No hace falta que la desenvuelvas más, su tamaño se adecúa al volumen y al tempo del susuro: así convence, más desarrollada arrollaría

 
Free counter and web stats