martes, 28 de diciembre de 2010

Contrapropuesta a la contrapuesta sobre el asunto de las pensiones


Si. No dejaremos de trabajar jamás, pero nunca más haremos el canelo

¡No dejaremos de trabajar jamás!

En mil novecientos sesenta y ocho aparecerieron las primeras pintadas que invitaban a no trabajar jamás, la contrapropuesta que presenta este periodiquito sobre asunto de edad de jubilación es la de no dejar de trabajar jamás. Si, lo han leido bién. Y lo advertimos, es practicamente lo mismo.

En vez de un sistema de pensiones, la sociedad del futuro planteará un sistema de pasiones. No jubilarse jamás. En el Mandril actual existe una palabra en desuso, esto es; realizarse. ¿Pero si todo el mundo se dedica a realizarse mediante sus pasiones, quién pondrá en marcha una máquina que envase cientos de miles de botellas de un refresco? Nadie. Esa máquina estará ubicada en un museo del tiempo e historia. ¿Ustedes conocen a algún hombre que deseé pasar su vida fabricando botellas de plástico? Quién deseé un refresco que se exprima un limón. Pero si, habrá hombres y mujeres amantes de los refrescos, y les aseguro que se encontrarán. No temán, el refresco no morirá y si muere será porque nadie, y cuando digo nadie quiero decir nadie, lo querrá. ¿Quién limpiará las letrinas del Congreso de los Diputados? No existirá tal congreso ni diputados. Si en las asambleas barriales se considera necesario que haya un water, lo más probable es que entre sus partidarios se constituyan turnos de limpieza. ¿Acaso es tan irrealizable? El mundo del mañana será exactamente opuesto a este. Será asociativo. Multidisciplinarmente asociativo. Unidos por gustos y pasiones, coaligados en conjuntos que se interseccionan, tangenciales. No existe en el mundo actual hombre o mujer alguno sin su propia pasión. Toda pasión fundará la nueva economía. Todo gusto será socialmente imprescindible. Después de la muerte del turista y del renacer del viajero, estos recorrerán el mundo, por su pasión al mismo viaje, y entregarán experiencias y conocimientos aquí allá, constantemente. No existirá una edad de retiro porque todos estaremos trabajando siempre. Es decir, haciendo exactamente lo mismo que cuando no trabajamos.

3 comentarios:

orola dijo...

Apoyo de manera entusiasta esta reconversión laboral, se me ocurre que a principios de mes voy a pasar a COBRAR LA PASIÓN y de paso a hacerme un buen PLAN DE PASIONES.Si funciona te lo haré saber, eso en caso de que la alegría que me invada me deje aún capacidad para comunicarme.
En Brasil tienen un refrán muy sabio que dice: SE A VIDA LLE DÁ UN LIMAO...FAGA UNHA LIMOADA. Qué mínimo! y que ecoLÓGICO.

Dominguet dijo...

¡Hagamos un plan de pasiones! Desde luego que me hago uno para 2011.

Por otra parte, ¿no te parece que la contrapropuesta 2 (la del sistema de pasiones) es más molona que la contrapropuesta 1 (la del sistema de pensiones)y mucho más realizable?

orola dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Free counter and web stats