martes, 5 de abril de 2011

Construcción de un micro almacen de recuerdos


Dominguet mostrando a los lectores un micro recuerdo con forma de microchip encontrado está noche detrás de su oreja

Micro almacen de recuerdos en vias de fracaso

Entre la ingente cantidad de tareas que Dominguet se ha propuesto para dinamizar su vida cotidiana, desde instalar una lámpara en el techo a la revolución planetaria mundial, se encuentra también el almacen de recuerdos

En realidad es un microalmacen de recuerdos. A modo de museo. Cada recuerdo etiquetado: una astilla de la viga de madera de la buhardilla, un trocito de tela del uniforme fosforescente de cuando trabajó limpiando las calles, una carta de desamor enviada por Esperenza Aguirre a Dominguet. Todas estos fragmentos de la vida pueden ir acompañados de fotografias, facturas y certificaciones oficiales que demuestren la veracidad de tales recuerdos. Si la providencia llevara a Dominguet a vivir en diminutos apartamentos en vez de en grandes casas con amplios salones y altos techos, este almacencito de recuerdos se tendría que ver reducido, en aras de la logística, por un cuadernito donde escribir pacientemente todo recuerdo


 
Free counter and web stats