sábado, 30 de abril de 2011

La Abolición Del Trabajo - Parte 2

Los abolicionistas del trabajo somos tan solo 4 ó 5 en todo el planeta.  Gaia nos busca con su mirada con cierta impaciencia

La abolición del trabajo

Es una lata ser el abolicionista del trabajo en  tiempos cada vez más sombrios, en los que todo el mundo tiene miedo a perder el trabajo. Nuestra tarea solo trae incomprensión y desprecio. Tanto la derecha como la izquierda nos acusa

Dominguet por suerte es partidario de la abolición del trabajo. Qué hayan llegado hasta él algunas ideas lo agradecerá siempre. Han caido en buena tierra. Los abolicionistas somos la clave para la reconstrucción de Mandril; en realidad somos los llamados a parar la Triada Diabólica: crisis ecológica, crisis enérgética, y cambio climático. La mayor parte de los trabajos de nada nos sirven, y todo el mundo come. Todos comen. Abrir la nevera y encontrársela repleta de comida se ha demostrado que era mentira. La nevera mágica no existe. Los sexadores de ordenadores, los firmantes de penas de muerte, los proyectadores de pirámides, los diseñadores de espray limpia ficus, los obreros y los jefes, son oficios a extinguir.  Suprimidos todos los trabajos inútiles y muertos, el cielo volverá a abrirse, el petroleo no estrángulará las generaciones próximas, el colapso medioambiental pasará de largo.


2 comentarios:

sara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sara dijo...

ah! un saludo de orola fernández, que se piró una temporada con un indio navajo para desintoxicarse

 
Free counter and web stats