jueves, 10 de mayo de 2012

Ejercicios para reequilibrar la realidad

Reequilibrar la realidad

En la fotografía uno de los primeros afectados por el reequilibrio de la realidad

Peor que ETA, las Brigadas Rojas, o la Badder Meinhoff, a este periódico lo que le gustaría sería inventar un pequeño grupúsculo de reequilibradores de la realidad

Este grupo de agitación se podría poner en marcha en cuanto llegara la melancolía. Sacarían una semilla del bolsillo y la introducirían en el oido de un hombre rodeado por la angustia y el desánimo. No podemos asegurar que tipo de vergel podría crecer en esa oreja, pero seguro que daría sombra y sería comestible. Este grupo de reequilibradores de la realidad deberían ser capaces de penetrar a través de una ciudad en llamas para rescatar unos labios, llevar luciérnagas en las manos para poder seguir caminando durante la noche oscura, pintar monas en las paredes para contrarrestar los efectos diarios de anuncios de diablos, antes de que la realidad caiga definitivamente hacia un lado y los aplaste.

Pequeña nota: Es mejor que no esperes a los reequilibradores de la realidad, igual nunca llegan a tu lado. No importa. Lo mejor es que seas tu la que se convierta en una reequilibradora de la realidad.


 
Free counter and web stats