miércoles, 31 de octubre de 2012

La tercera guerra mundial empezará en la cocina de mi hospital

Aspecto de la cocina de mi trabajo dentro de unos meses, cuando la tercera guerra mundial haya anegado las instalaciones mi trabajo

Relato de los primeros dias en la tercera guerra mundial

La tercera guerra mundial no empezará por las disputas sobre los yacimientos de petroleo, ni por una invasión de la OTAN a Mandril tras una insurrección civil. Me temo que la tercera guerra mundial ya ha comenzado. El epicentro pudiera encontrarse en mi trabajo, o quizá no tenga epicentro

En mi trabajo no es posible saber que ocurrirá al día siguiente; las normas cambian cada día. Nadie puede saber si uno mismo será mañana el que de repente desaparecerá. Si. Todos los días desaparecen compañeros de trabajo y jamás sabemos de su destino. No es posible prever que ocurrirá mañana, pero si podemos constatar todos los dias la presencia más próxima del abismo.  Pero no es el abismo el que se encamina hacia nosotros, sino nosotros los que somos empujados hacia el abismo. Sin embargo lejos de aterrorizarme, aunque algo de miedo si que tengo,  he comenzado una pequeña investigación de la que iré dando cuenta en este periódico sobre la tercera guerra mundial. Para empezar he cogido una pequeña muestra de la tercera guerra mundial, y al finalizar la jornada laboral me la he llevado a casa.

He tomado algunas muestras de la tercera guerra mundial y las he guardado en un bote de cristal. Al llegar a casa de madrugada, como todos los días, he puesto a la tercera guerra mundial sobre la mesa y la he observado con una lupa. A los pocos minutos la tercera guerra mundial había subido de nivel y amenazaba con desbordar el bote del cristal. He depositado una pequeña gota de la tercera guerra mundial sobre una superficie solida, y en pocos minutos la tercera guerra mundial se había filtrado a través de ella.  Me pregunto si una minúscula gota de tercera guerra mundial impregnada en mi ropa pudiera atravesar el tejido y penetrar en mi piel. Quizá la tercera guerra mundial ha penetrado en mi torrente sanguineo.  Es posible que el siguiente escenario donde se desarrolle la tercera guerra mundial sea mi cerebro.



 
Free counter and web stats