martes, 22 de octubre de 2013

¡Tenemos un rey sin cabeza!

Instantánea del rey, momentos antes de salir por televisión 


¡Tenemos un rey sin cabeza!


En Mandril tenemos un rey sin cabeza. Nos lo encontramos recogiendo comida en la basura y nos resultó simpático. El pueblo decidió que fuera el rey, pero como no tenía cabeza no le pudimos poner la corona. 

El rey sin cabeza de Mandril frecuenta tabernas y museos. Es estéril, lo que garantiza que no tendrá descendencia. No sabe inglés pero habla catalán, no ha llegado a aprender el francés ni el alemán, pero sabe euskera. Trabaja para el pueblo barriendo todos los días las aceras. Como no tiene cabeza, el populacho no siente deseos de cortársela. Cuando viaja a china o a las américas duerme en pensiones baratas y cuando se reúne con aquellos señores que tienen el mundo en sus manos, siempre se queda dormido, y cuando despierta siempre dice lo mismo "El mundo no es vuestro" y se ríe a carcajadas, y ellos le evitan, por si le diera por apuñalarlos en mitad del pasillo.

 Le gusta salir por la televisión llorando, diciendo que el mundo ha muerto y que ya es hora de enterrarlo. Sus enemigos le acusan de ser el enemigo, pero él se ríe,  y dice que ellos son los muertos. Los periódicos le acusan de ser un rey muy aburrido, y es verdad que no le gusta el fútbol, pero es fácil verle recorriendo las calles de Mandril caminando  mientras cae la noche, pensando en todo aquello que le ha sucedido durante el día, expuesto a las miradas, las palabras o las balas


 
Free counter and web stats