miércoles, 26 de marzo de 2014

Juicio a los reyes magos

De acuerdo, aparentemente este artículo está fuera de fecha, pero no es así, los últimos acontecimientos lo demandaban; la absolución de tres reyes magos que gritaban "policía asesina" y "torturadores", ha iniciado un camino nuevo que no podemos dejar en manos de los izquierdistas, pues todavía no están preparados mentalmente para llevar la poesía a la realidad, pero hay que hacerlo, urgentemente Ya no se trata de destruir el mito de los reyes magos, sino de hacerlo tangible. Llevar a los reyes magos al poder, es llevar la poesía al poder, y solo es desde ahí donde todo es posible, eso dicen, la verdad es que lo debí de leer en algún lado

Juicio a los reyes magos

Los reyes magos existen. Se encuentran repartidos por todo Mandril, en cada barrio, en cada pueblo. Las cifras asustan, en el último censo descubrimos alrededor de sesenta mil reyes magos tan solo en España y nada sabemos de ellos. 

Son como células durmientes, una noche despiertan y actúan, y nada sabemos sobre quién se oculta tras sus barbas, su filiación política o si son ateos, o si han venido a crear discordia entre los hombres y a insultar a la policía, si están organizados, si tienen un plan. Efectivamente, son incontrolados.  Sin embargo no queremos destruir el mito, sino relanzarlo: o bien los reyes magos toman conciencia o al menos que tomen el poder. Si no somos capaces de tener una república de hombres libres, al menos, sustituyamos la monarquía actual por una monarquía mágica, desde luego mucho más atractiva, de monarcas ficticios con largas barbas y pintados de negro. Es cierto, se aproxima la caída de la monarquía, pero no, no nos vale con una república presidencial. A mi valen tres tios disfrazados, abriendo la ventana y lanzando caramelos, presidiendo los partidos de fútbol, leyendo discursos ante financieros y empresarios, entrevistándose con estadistas de todo el mundo. Esta es mi lucha. No pararé hasta conseguir que los reyes magos entren en palacio de la Zarzuela, por decir algo. Quizá haya que reformar la constitución, de acuerdo, ya sabemos que es posible. El camino se ha abierto, por primera vez se ha juzgado a los reyes magos, y no será la última. 




 
Free counter and web stats