lunes, 9 de abril de 2012

Dominguet comienza a escribir los primeros artículos de los Derechos Inhumanos

Dominguet escribiendo el encargo para la Troika de la nueva carta de los Derechos Inhumanos. Será terrible para sus amigos y aquellos a los que ama, pero por fin podrá abandonar su curro de friegaplatos y ser normal

Sobre los Derechos Inhumanos

Dominguet ha cogido un lápiz y por fin se ha puesto a escribir algo que le pueda reportar cierto prestigio, y sobre todo, algún rédito económico.

La Carta de Derechos Inhumanos que se encuentra escribiendo Dominguet en estos momentos, será enviada a todos los medios de comunicación conocidos, a la Asamblea General de las Naciones Unidas, al Congreso de los diputados, al propio presidente de gobierno, a la banca y a la Troika.  Dominguet hará copias de la nueva Declaración de los Derechos Inhumanos y las pegará en las maquesinas de los autobuses. Esto permitirá que Dominguet pueda abandonar su trabajo de friegaplatos no tanto porque será despedido, sino porque será ascendido. Es el problema de querer ser normal, que uno se convierte en un hijo puta. Es lo que tiene ser normal y por lo tanto un capullo, que lejos de ser odiado, uno es admirado. De héroes anónimos se encuentra colapsada la noche infinita de la Nada. De hombres normales, demasiado normales, está escrita las páginas más visibles y pegajosas de los libros de historia
 
Free counter and web stats