viernes, 9 de marzo de 2012

Una cosa que le dijo Germán a Dominguet


¡Sacrificio!

El asunto es el siguiente: se nos roba el tiempo. Los afanadores proponen que aceptemos la cultura del esfuerzo y del sacrificio. El traductor de discursos fascistas dice "Acepta en silencio tu nuevo color amarillo"

Los últimos rayos del sol han creado una isla en este invierno primaveral.  Mientras tanto Germán y Dominguet se toman unas cervezas. Mandril se encuentra en llamas.

Germán: ¿Has leido el nuevo bando?

Dominguet: ¿Ese el que se nos llama a ser chinos?

Germán: Si, ese. El que nos arranca el tiempo

Dominguet: Si, el que nos convierte en objetos. ¿Recuerdas que era lo que se nos pedía?

Germán: Lo llaman "Cultura del esfuerzo y del sacrificio"

Dominguet: ¡No les defraudaremos! ¡Les daremos esfuerzo y sacrificio!

Germán: Si, un día desparecerá el tipo ese...el del Mercadona. Otro día desaparecerá Rajoy. Cuando quieran darse cuenta también habrá desaparecido Botín.

Dominguet: ¿Muertos?

Germán: No exactamente, pero casi. Se encontrarán en un lugar ignoto empujando la pesada rueda de un molino, un dia si y al otro también. Durante toda su existencia.

Dominguet: Ahá. Les haremos unas cuantas fotografías y las haremos públicas mientras se degradan. ¿Tienes cuenta en YouTube? Podriamos hacerles un video de no más de tres minutos.

Germán: Aumentaría exponencialmente el número de visitas ¿Será ilegal?

Dominguet: Probablemente, pero nos lo están pidiendo a gritos

Germán: ¿Y los chinos?

Dominguet: Los chinos se vendrán con nosotros a la plaza mientras los afanadores empujan  la rueda del molino



Esta es la cultura del esfuerzo y del sacrificio. Al presidente de la patronal, por ejemplo, le daremos todo el sacrificio que desee. Mientras tanto estos niños podrán jugar al fútbol en la playa. 



 
Free counter and web stats